El exjefe de normativa contable del BdE: “el descuento en la salida a Bolsa de Bankia fue una barbaridad”

Jorge Pérez Ramírez asegura que el folleto de emisión presentaba “una contradicción absoluta” con las cuentas que ofrecía el propio documento

Exterior de una oficina de Bankia en Madrid.
Exterior de una oficina de Bankia en Madrid. Reuters
San Fernando de Henares

El exjefe de normativa contable del Banco de España, Jorge Pérez Ramírez, ha afirmado en su testificación por  la salida a Bolsa de Bankia que el descuento sobre el valor teórico contable que se produjo en las acciones de la entidad antes de su debut bursátil puso en alerta al departamento de regulación del supervisor.

“El día 4 o 5 de julio [de 2011] recibo un correo del jefe de regulación de capital y me dice que ha leído en un diario el precio de salida a Bolsa. Nos ponemos a mirar el folleto y empezamos a preocuparnos. Dos o tres días después preparé una nota de urgencia alertando de que se ofrecía un rango de precio en el folleto que presentaba una contradicción absoluta con los estados financieros que el propio folleto contenía. Aquello no podía ser”, ha afirmado.

El exmando del Banco de España ha explicado frente al tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (San Fernanddo de Henares) que de forma habitual en las salidas a Bolsa se producen “pequeños descuentos” para incentivar a inversores nuevos. Sin embargo, la rebaja del 75% sobre el valor en libros les hizo incluso “cuestionar que las cuentas de 2010 estuvieran bien”.

“Normalmente cuando una compañía sale a Bolsa lo hace con un pequeño descuento ordinario del 5% o 10%, pero el descuento [de Bankia] era de una exageración que nos hacía cuestionar que incluso las cuentas de 2010 estuvieran bien. Los precios eran de un rango de 4 o 5 euros y lo que se desprendía de los libros eran 15 euros. Tenía agravantes, y es que era una compañía de nueva creación y además con un socio único, BFA. Hubiéramos entendido un descuento ordinario del 10% pero no del 70% o del 80% que era una barbaridad. No puede ser que una compañía que parece oro la vendan a precio de cobre”, ha sentenciado.

Según ha relatado Pérez Ramírez, el precio de salida evidenciaba que el valor de la compañía no era el que se había reflejado en los libros dado que no podía haber un deterioro de tal magnitud en tan poco tiempo desde su creación, un año antes. “Al poner en el folleto que se venden duros a pesetas hay que corregirlo. Ofrecían un precio tremendamente alejado del precio que decían que valía”, ha concluido, ante las cuestiones formuladas por el letrado Andrés Herzog, representante de la Confederación Intersindical del Crédito, que ejerce la acusación popular.

Por otro lado, el exjefe de normativa contable del Banco de España también ha detallado que alertó de las consecuencias de aceptar la solicitud de las siete cajas de cargar pérdidas contra reservas a la hora de hacer los estados financieros del grupo. Según Pérez Ramírez su departamento determinó que no era posible realizar este ajuste aunque finalmente la comisión ejecutiva del supervisor lo aprobó esgrimiendo “razones supervisoras que cumplir”. “No era indiferente cargar pérdidas contra reservas. Había un riesgo reputacional porque el Banco de España tenía la obligación de proteger la solvencia y si se hacía le ajuste no se protegía. El efecto patrimonial era muy grave”, ha apostillado.

Javier Aríztegui: "A la comisión ejecutiva se llega con propuestas, no con charletas"

Concluida la testificación de Pérez Ramírez, dio inicio la declaración, también como testigo, del ex subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, que cargó contra el polémico inspector del supervisor, José Antonio Casaus. Durante su comparecencia, Casaus había explicado que había alertado a sus superiores de la "inviablidad" del grupo y proporcionó unos correos electrónicos que constan en la causa. 

"Sobre los correos, me los preguntan cientos de personas. En el Banco de España puede haber cada día 3.000 o 5.000 correos entre los empleados. Como se pueden imaginar no llegan a la comisión ejecutiva ninguno. A la comisión ejecutiva se llega con propuestas, con informes, con un procedimiento reglado, no con charletas", ha espetado.

Del mismo modo, Aríztegui ha considerado que el declive de Bankia se produjo porque la situación del sistema financiero español cambió "de repente" y se volvió "endiablada para todo el mundo". Además ha añadido que para la cúpula del Banco de España la entidad "tenía futuro". 

Aríztegui es el último exmiembro del Banco de España en testificar, después de que durante el último mes hayan desfilado varios mandos y antiguos altos cargos del supervisor por la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal con diferentes versiones sobre la situación financiera de Bankia antes de la fusión de las siete cajas que dieron lugar a la entidad, su posterior salida a Bolsa y el rescate por parte del Estado. 

Mañana, previsiblemente, prestarán declaración (también como testigos) el expresidente y ex vicepresidente de la CNMV, Julio Sergura y Fernando Restoy, que estaban al frente del organismo supervisor cuando se produjo la salida a Bolsa de Bankia. Para el miércoles, el tribunal presidido por Ángela Murillo ha citado a Isidre Fainé que fue presidente de CaixaBank entre 2011 y 2016 y actualmente ocupa la presidencia de la Fundación Bancaria La Caixa, Criteria Caixa y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Normas