Caso Bankia

Rato: "Rajoy me echó de Bankia, fue una intervención política"

El ex presidente afirma que el Banco de España forzó la salida a Bolsa

Imagen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional de el expresidente de Bankia durante el juicio que se sigue contra Rodrigo Rato.
Imagen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional de el expresidente de Bankia durante el juicio que se sigue contra Rodrigo Rato. EFE

Rodrigo Rato ha vuelto a desviar su responsabilidad en la salida a Bolsa de Bankia hacia el Banco de España y el Gobierno. El expresidente de la entidad financiera, que declara por segunda jornada consecutiva ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), ha justificado tanto la rebaja en el precio de salida de las acciones como el prematuro debut sobre el parqué de la entidad, derivado de las urgencias recibidas por el regulador.

"Los precios eran razonables. Se valoraron unos descuentos que finalmente acabaron siendo mayores porque lo que más afecta al valor en Bolsa son los cambios regulatorios, pero era un precio de mercado", ha valorado Rato en el inicio de su declaración. Y es que, de una horquilla prevista entre los 5 y los 4,1 euros como precio objetivo por acción, finalmente las acciones de Bankia debutaron con un precio de 3,75 euros por título. Según Rato, no se estableció previamente un precio mínimo por debajo del cual la entidad no podría salir a Bolsa. "El FROB consideraba que era peor correccionalmente no salir que hacerlo a un precio más bajo", ha apuntado.

Después de que en la primera sesión el exvicepresidente del Gobierno de Aznar se mostrara desafiante y combativo frente a las preguntas de la fiscal Carmen Launa respecto a cuestiones sobre la fusión de las siete cajas que dieron origen a Bankia, Rato no se está dejando amedrantar en su segundo asalto frente a las preguntas sobre el impacto que tendría en BFA, la matriz de Bankia, la importante rebaja del precio de salida. Hasta ahora, entre continuas interrupciones entre encausado y fiscal, el exnúmero dos de Aznar ha eludido responsabilidades y ha desviado la atención hacia las indicaciones recibidas por el Gobierno ante un cambio regulatorio que obligaba a las cajas de ahorros a disponer de un capital del 10%.

"El Banco de España nos dijo que en septiembre teníamos que estar en Bolsa o nos nacionalizaba. La estrategia era que saliéramos de la situación anómala en la que se encontraban las cajas de no tener capital y yo la compartía, creo que era una estratégica válida. Pero no había un proyecto empresarial autónomo. La ley nos cambió el marco regulatorio. Cuando antes era suficiente disponer de un capital del 7%, en 2011 ese capital tenía que ser un 10%. Es un cambio de escenario que no responde a una estrategia autónoma de la entidad ni al regulador sino del Congreso y del Gobierno", ha expresado Rato.

"A mí en 2012 me echó el presidente del Gobierno (por entonces Mariano Rajoy), fue una decisión absolutamente política", ha replicado Rato a la fiscal, que había señalado el proceso por se materializó su salida de Bankia tras la intervención del Gobierno.

Hasta el momento el exdirector del Fondo Monetario Internacional ha respondido a preguntas relativas al estado financiero de Bankia y su matriz BFA en los momento previos al debut de la entidad financiera sobre el parqué y sobre el precio que se fijó para las acciones. La Fiscalía Anticorrupción trata de demostrar que en el momento de la salida a Bolsa, la cúpula de Bankia conocía una situación desfavorable en la caja de la entidad y no compartió con los inversores esa información.

Por ello, la Fiscalía acusa al propio Rato, que se enfrenta a cinco años de cárcel, y a cuatro exdirigentes más de la entidad (José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú) de presunta estafa a inversores.

Normas