Restoy y Segura (CNMV): "No existían informes cualificados que hicieran dudar de la salida a Bolsa de Bankia"

El ex vicepresidente y expresidente del supervisor achacan el descuento en el precio de salida a las condiciones del mercado y la economía

Fernando Restoy, en una imagen de archivo.
Fernando Restoy, en una imagen de archivo.

Finalizado el turno de testificación de antiguos miembros y altos cargos del Banco de España en el juicio que investiga la posible estafa a inversores en la salida a Bolsa de Bankia, hoy tomaron el relevo Fernando Restoy y Julio Segura, ex vicepresidente y expresidente de la CNMV. Frente al tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, ambos defendieron el papel que desempeñó el organismo supervisor en el debut bursátil de Bankia y limitaron su responsabilidad respecto a los estados financieros que se incluían en el folleto de emisión.

“Hubo una revisión de la información y nos pareció coherente, pero las competencias de la CNMV en materia contable no incluyen la revisión de la valoración de los activos ni [comprobar] si las provisiones son las adecuadas. No forma parte del tipo de revisiones que realiza la CNMV ni otros supervisores de valores en Europa. No existían informes cualificados que hicieran dudar de la validez de la operación”, explicó Restoy, que declaró por videoconferencia desde Basilea (Suiza) donde se ubica la sede del Instituto de Estabilidad Financiera, que actualmente preside.

Además, el ex vicepresidente de la CNMV criticó a los peritos judiciales ya que a su parecer no contabilizaron bien los deterioros de la entidad y no tuvieron en cuenta las provisiones realizadas. Entre gestos de desaprobación a preguntas del letrado Andrés Herzog que representa a la Confederación Intersindical del Crédito (asociación que ejerce las acusaciones populares) Restoy insistió en que el papel del supervisor se ceñía a “velar porque toda la información esté completa para que los inversores se hagan una composición de lugar de los riesgos”.

Por otro lado, en relación al descuento del 75% en el precio de las acciones respecto al valor teórico contable que en la sesión anterior el exjefe de normativa contable del Banco de España había achacado a una posible mala valoración de la entidad, Restoy lo calificó de "natural". "La discrepancia entre el valor contable y el valor de mercado ocurre siempre y particularmente en una situación de incertidumbre en los mercados financieros. En Bankia existían elementos de riesgos relativos a la exposición inmobiliaria, la dificultad para renovar financiación mayorista, la falta de confianza en la economía y la novedad de la entidad. Son riesgos relevantes que no afectan a las convenciones pero tienen mucha trascendencia a la hora de la formación del precios en el mercado. No causó ninguna sorpresa", valoró.

En la misma línea, Segura afirmó que la fijación del precio de salida de las acciones “se hizo con total transparencia por más de 16.000 inversores institucionales, que son os que conocían el tema” y añadió que la cotización "se mantuvo estable hasta febrero de 2012".

“Que la CNMV autorice el folleto no quiere decir que la información sea correcta. La información que contiene es responsabilidad de quienes elaboran las cuentas y de los auditores.Como se ha dicho en mil ocasiones la CNMV no tiene como función el tema de la contabilidad, ni verificar las pruebas de los auditores, ni hacer el cálculo de las provisiones. Todos los temas de solvencia competen al auditor y al Banco de España. Y no había ninguna información de que existieran dudas en los servicios técnicos del Banco de España”, concluyó.

Mañana, turno para Fainé

Reunión entre banqueros. El tribunal presidido por Ángela Murillo ha convocado hoy a testificar al expresidente de CaixaBank Isidre Fainé, que aportará detalles de las reuniones que mantuvo los días 4 y 6 de mayo de 2012 con Emilio Botín (Santander) Francisco González (BBVA) y Rodrigo Rato (Bankia) junto al entonces presidente de Economía, Luis de Guindos, para tratar la recapitalización de Bankia. 

Normas