José Andrés, el nuevo amo de la madrileña calle Ibiza

El chef, afincado en EE UU y que este año será uno de los presentadores de los Oscar, abre nueve restaurantes en Retiro con los hermanos Riberas, de Gonvarri y Gestamp

Bulbiza Holding
El chef José Andrés. Getty Images

El chef español José Andrés, afincado en Estados Unidos, está detrás del nuevo brío gastronómico que está adquiriendo la calle de Ibiza, en el madrileño barrio del Retiro. El cocinero forma parte del proyecto gastronómico Bulbiza Holding, que lideran los hermanos Riberas, Jon, presidente de Gonvarri, empresa dedicada al acero, y Francisco, presidente de Gestamp, fabricante de componentes para el automóvil, que también gestionan fincas dedicadas al cultivo de ajos en Las Pedroñeras (Cuenca) y la aceitera Casas de Hualdo, en El Carpio de Tajo (Toledo).

La apuesta por la calle de Ibiza de los inversores comenzó en un principio con Santiago Pedraza y su mujer Carmen Carro, artífices de El Cocido de Carmen y de la Taberna Pedraza, negocio este último que se ha mudado de emplazamiento, a la calle de Recoletos, tras desavenencias entre los socios. Ahora en el mismo local en el que Carro preparaba sus garbanzos sigue humeando el caldo del cocido, pero con otro nombre, La Cocina de Frente, y otra firma, la de Juanjo López, alma máter de La Tasquita de Enfrente.

Este es uno de los nueve locales que José Andrés y los hermanos Riberas, cuya amistad y asociación empresarial se fraguó en Washington, ciudad en la que reside el cocinero asturiano, tienen previsto abrir durante los próximos meses. En marcha está ya la segunda sucursal en Madrid del asador vasco Casa Julián de Tolosa, de cuya cocina se ocupa el parrillero Iñaki Gorrotxategi. Y en breve, abrirá Bistronómika, el sueño culinario de Carlos del Portillo, abierto en 2016, que se muda de un pequeño espacio en el Barrio de las Letras a otro más espacioso en Ibiza.

En cuanto al local que ocupaba Taberna Pedraza este permanece cerrado, pero con el alentador cartel de ‘Estamos reformando. Próxima apertura’, ya que está previsto, aunque los promotores prefieren no desvelar el nombre, que lo ocupe un reconocido cocinero, con estrella Michelin.

El objetivo es convertir la calle, apunta el chef José Andrés, en un destino gastronómico con entidad propia. “En esta calle hay sitio para locales que apuesten por la cocina más cercana, de proximidad, tiene que ser como pasa en Japón, que la gente hace cola para comer ramen, pues aquí se debería hacer lo mismo para tomar cocido o cualquier plato de nuestra gastronomía”, añade el cocinero, de visita en España, mientras apura uno de los vuelcos con garbanzos en La Cocina de Frente. Aunque prefiere no avanzar detalles de las nuevas aperturas, sí asegura que echa en falta en Madrid, por ejemplo, una gran barra de fritura.

Normas