Dos de cada tres dueños de planes de pensiones no aportan absolutamente nada

El año pasado cayó el volumen por la mala evolución de bonos y acciones

Dos de cada tres dueños de planes de pensiones no aportan absolutamente nada

Los planes de pensiones laguidecen. El volumen de ahorro embolsado en España en este tipo de productos cerró 2018 en 107.033 millones de euros, una cifra un 3,7% inferior a la del cierre del año anterior. El volumen es muy similar al que había en 2016 y en 2015. De hecho, el 66,7% de los dueños de este tipo de productos no aportó absolutamente nada en 2017, último dato ofrecido por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Las caídas de volúmenes registradas en 2018 se debieron especialmente a la mala evolución de los mercados financieros. De los 4.091 millones de euros de descenso, el 95% se explica por la depreciación de los bonos y acciones en que invertían los planes de pensiones. El resto se debe a que cada vez sale más dinero del sistema (por las personas que alcanzan la edad de jubilación y empiezan a recuperar el plan) y entra menos dinero en forma de aportaciones. En concreto, el año pasado hubo 202 millones de euros de salidas netas de fondos de planes de pensiones.

Otros datos

  • Estructura de cartera. El 32,4% del patrimonio de los planes de pensiones está en Bolsa, un máximo histórico. En 2012 esa proporción era de tan solo 18,6%. 
  • Movilizaciones. El año pasado se traspasó dinero de un plan individual a otro por importe de 9.724 millones de euros, lo que representa el 13,2% del sistema de planes individuales. Nunca había habido una cifra tan baja de traspasos.
  • Rescate en capital. El 41,8% del importe rescatado de planes de pensiones se retiró en forma de capital, pese al peor tratamiento fiscal.
  • Desempleo. El año pasado hubo 40.000 personas que rescataron su plan de pensiones al encontrarse en una situación de desempleo de larga duración.

Además, las rentabilidades de los planes de pensiones han dejado mucho que desear. En aquellos planes que tienen 20 años de historia, su rentabilidad media anual (descontados los gastos) fue del 2,05%, un nivel que no llega a cubrir la subida media del coste de la vida.

“Hay que reconocer que para ciertos planes de pensiones las rentabilidades a largo plazo no son muy altas”, explica Juan José Cotorruelo, director de Caser Vida y Pensiones y responsable de planes de pensiones en Inverco, la asociación de gestoras de fondos y pensiones. “Los españoles siempre han sido muy conservadores, por lo que las rentabilidades obtenidas a la fuerza son bajas. Sin embargo, cada vez hay más planes que invierten en Bolsa, lo que se traducirá en mejores rentabilidades en el futuro”.

Respecto a las aportaciones anuales, no solo dos de cada tres dueños de planes de pensiones no ahorra absolutamente nada a través de este vehículo, sino que el resto casi no mete dinero. Casi la mitad de quienes sí que hacen aportaciones mete menos de 80 euros al mes, una cantidad muy baja para poder acumular un patrimonio suficiente para complementar la pensión de jubilación.

En los últimos ocho años, la tasa de ahorros de los españoles ha descendido de forma sistemática, y ya se destina menos del 6% de la renta disponsible a acumular un patrimonio ante imprevistos. Una tasa que es inferior a la mitad de la media de la eurozona.

Por término medio, los españoles tienen unos activos financieros inferiores a los 50.000 euros, frente a los 81.000 euros de los franeses, los 120.000 de los británicos y los 140.000 de los suecos.

“Hasta que el Estado no reconozca la necesidad de que debe aumentar el ahorro privado para completar la pensión de jubilación es difícil que la ciudadanía tome se conciencie de este problema”, explica Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Normas