El Ibex se apoya en los grandes valores para escapar de las pérdidas

El índice avanza un 0,38% hasta los 8.856,9 puntos

ibex directo
El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35 EFE

Los mercados se debilitan. Sin muchos datos sobre la conclusión de las reuniones entre China y EE UU para lograr un acuerdo comercial, ni indicios de la Reserva Federal sobre próximos pasos en política monetaria, las Bolsas cotizan sin apenas referentes.

El Ibex 35 cotiza prácticamente plano tratando de mantener los 8.800 puntos. Pese a que el tono negativo ha imperado en los índices europeos y también en la apertura de Wall Street, el selectivo español ha conseguido cerrar la sesión con un alza del 0,38%. Los inversores ponen fin a cuatro sesiones de alzas consecutivas en la Bolsa de Nueva York ante las dudas sobre la marcha de las negociaciones en materia comerical entre EE UU y China.

IBEX 35 9.174,60 0,66%
EUR x USD 1,1212 0,089%
Petroleo Brent 68,710 0,029%

A la planicie del Ibex frente a las mayores caídas del resto de plazas del Viejo Continente contribuye hoy la subida de los grandes valores. Algunos de ellos rebotan tras el castigo sufrido en el día anterior. Este es el caso de Telefónica, que ha sumado un 1,78% tras haber caído un 2% en el día anterior. Las eléctricas también se han repuesto a la avalancha de malas recomendaciones del día anterior. Endesa ha liderado las alzas del selectivo con una subida del 2,34%, por detrás Red Eléctrica, Enagas, Naturgy y Acciona han sumado más de un 1%.

Sin embargo, el mayor impacto en la Bolsa española ha venido una vez más de la mano de los bancos. Santander ha subido un 1,81% y BBVA, un 0,88%. Todo ello pese a que la casa de análisis KBW ha empeorado su consejo sobre Bankinter y CaixaBank, que se han dejado un 1,16% y un 0,71%. En las caídas han destacado Siemens Gamesa con un descenso del 2,32%, mientras que Amadeus y Sabadell han perdido más de un 1,5%.

Los inversores siguen también pendientes de un posible escenario complicado en Europa en caso de un Brexit desordenado. La primera ministra Theresa May sufrió ayer en el Parlamento una nueva derrota en el proceso, en espera de la votación definitiva del 15 de enero sobre su plan acordado con Bruselas. La libra está este jueves estable después de la fuerte subida de la víspera y cotiza en torno a 1,276 dólares.

Además, los síntomas de ralentización de las economías europeas se acumulan (ayer se conoció el desplome de la producción industrial en Alemania) y la confianza de la zona euro sufrió ayer un fuerte batacazo. Hoy, los pobres datos macro de China contribuyen al pesimismo. Se han conocido las cifras de peticiones de subsidio de paro en EE UU, publicadas semanalmente, que han sido mejores de lo esperado este jueves (216.000 frente a 225.000 previstas).

En cuanto a la política monetaria, las actas de la última reunión de la Reserva Federal  confirmaron la "paciencia" del banco central para próximas subidas de tipos, que apuntan un posible freno en las alzas. "El banco central estadounidense ha enterado en una nueva fase, fase en la que no tienen prisa por seguir subiendo sus tasas de interés y prefieren quedarse a la espera de los acontecimientos, algo que les permite el hecho de que no haya fuertes presiones inflacionistas", explican en el informe diario de Link Securities, donde añaden que "lo que sí parece definitivo es que la Fed se moverá ahora en función de las cifras macroeconómicas que se vayan conociendo y que tendrá en cuenta para el diseño de su política monetaria factores como la volatilidad de los mercados o las tensiones comerciales". 

Este jueves le ha tocado el turno al BCE que, según actas de su última reunión de política monetaria de diciembre, observa que existen riesgos a la baja para el crecimiento económico de la zona del euro y que el mercado espera que pospondrá la subida de las tasas. El Consejo de Gobierno del BCE ya consideró entonces que "la situación sigue siendo frágil" y que podrían reaparecer rápidamente riesgos y nuevas incertidumbres, añaden las actas, publicadas hoy.

Normas