Alcalá de Henares, un paseo cervantino por la ciudad del saber

Es la cuna del mayor escritor en lengua castellana

Cervantes
Estatua de Miguel de Cervantes en la plaza que lleva su nombre.
Alcalá de Henares

La ciudad que vio nacer a Miguel de Cervantes, Patrimonio de la Humanidad desde hace 20 años por su conjunto histórico y artístico y por su aportación a la cultura universal, especialmente en los siglos XVI y XVII, merece una visita. Alcalá de Henares, la primera urbe diseñada y construida especialmente como sede de una universidad, fundada por el cardenal Cisneros en 1499, en pleno Renacimiento, y que serviría como modelo a otros centros de enseñanza en Europa y América, se encuentra a solo 32 kilómetros de Madrid, y tiene mucho que ver.

En los siglos XVI y XVII, Alcalá se convirtió en la ciudad del saber, en un gran centro de excelencia académica. Muchos de los grandes personajes que hicieron posible el Siglo de Oro español estuvieron vinculados, como estudiantes o como profesores, a la ciudad complutense. Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso de Molina o San Juan de la Cruz dan cuenta del esplendor intelectual que alcanzó Alcalá en aquellos tiempos. Pero, sin duda, entre todos destaca, con luz propia, Miguel de Cervantes, que aquí nació en 1547 y cuyo recuerdo está muy presente en cualquier rincón de la villa.

Su conjunto histórico es Patrimonio Mundial

El núcleo central de Alcalá es la plaza de Cervantes. Originariamente del siglo XIII y situada extramuros, fue incorporada a la ciudad a partir del siglo XVI para convertirse en el centro urbano, social y económico que ha mantenido hasta la actualidad. En la plaza se inauguró en 1602 el Corral de Comedias, una joya de la arquitectura del siglo XVII y uno de los teatros públicos más antiguos del mundo.

Se convirtió en coliseo techado en 1769 y se transformó en 1831 en uno de los primeros teatros románticos, a la italiana, conservados en nuestro país, siempre sobre la estructura original. Cuenta, además, con la peculiaridad de tener una planta elíptica. La visita al corral entraña un viaje a través de la historia del teatro en España. Desde 2005, el equipo del Teatro de La Abadía de Madrid se ocupa de su gestión y programación teatral.

Fue la primera urbe diseñada y construida especialmente como sede de una universidad en el mundo

Como no podía ser de otra manera, la plaza está presidida por el monumento al autor del Quijote. Una estatua de bronce, obra del escultor italiano Pedro Nicoli, inaugurada en 1879, homenajea al mayor escritor en lengua castellana de todos los tiempos. Todo un símbolo de Alcalá.

La obra más representativa del patrimonio complutense se construyó entre los años 1537 y 1553. El colegio mayor de San Ildefonso, origen de la universidad, es el edificio principal. Su fachada es uno de los hitos arquitectónicos del Renacimiento español. Desde 1976, aquí también resuena el nombre de Cervantes todos los años cuando en el paraninfo se entrega el premio que lleva su nombre al mejor escritor en lengua española.

Fachada de la universidad.
Fachada de la universidad.

De la plaza de Cervantes sale la calle con soportales más larga de España, eje principal de la judería de Alcalá durante la Edad Media. Hoy mantiene su actividad comercial, con tiendas, restaurantes, bares… Y entre otros muchos edificios históricos, está la casa natal de Cervantes, un museo donde se recrean las estancias de una casa de los siglos XVI y XVII. También tiene una sala con algunas de las ediciones más importantes de la obra cervantina.

El paseo por la calle Mayor desemboca en la catedral, una de las dos catedrales magistrales que existen en el mundo, la otra es la de Lovaina (Bélgica). En la época del cardenal Cisneros, el título de magistral suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.

Complutum

La Complutum romana cambió de nombre con la invasión musulmana y pasó a llamarse Al’Qual’at en Nah’ar, de donde procede el nombre actual de Alcalá. En la ciudad romana hay restos del foro, calles, infraestructuras hidráulicas, termas y un magnífico mosaico en el patio central de la casa de Hippolytus, además de una zona de culto dedicada a la diosa Diana.

Sugerencias

Torre de la iglesia de Santa María.
Torre de la iglesia de Santa María.

Mirador. Para disfrutar de una excelente vista, en la plaza de Cervantes, la torre de la desaparecida iglesia de Santa María ha sido restaurada como mirador del casco histórico. Se puede visitar previa reserva en la Oficina de Turismo (918 892 694).

Alojarse en un convento. Un edificio del siglo XVII, rehabilitado con arquitectura e interiorismo del XXI por los arquitectos María José Aranguren y José González, es una excelente opción para dormir. El spa se encuentra en uno de los lugares más espectaculares del Parador, bajo las bóvedas de la iglesia del antiguo convento.

Normas