Renault mantiene a Ghosn de presidente tras no encontrar desviaciones en su remuneración

Advierte que continuará investigando a partir de los elementos de sospecha que le ha transmitido Nissan

Renault mantiene a Ghosn de presidente tras no encontrar desviaciones en su remuneración
AP

El consejo de administración del Grupo Renault ha informado este jueves de que ha decidido mantener a Carlos Ghosn como presidente ejecutivo del grupo automovilístico francés. La firma de momento no ha encontrado irregularidades en la remuneración del directivo, aunque continuará investigando a partir de los elementos de sospecha que le ha transmitido Nissan, su principal socio en la alianza.

La investigación interna encargada por el consejo de administración de la compañía, ha concluido que "la compensación del Presidente Director General de Renault y de las condiciones bajo las cuales se aprobó dicha compensación, cumplen con los requisitos legales", dijeron desde Renault.

Carlos Ghosn es además el máximo mandatario de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. De la presidencia de estas dos últimas fue apartado después de su entrada en prisión el 19 de noviembre, por haber ocultado supuestamente 71 millones de euros al Estado japonés. La fiscalía de ese país presentó los primeros cargos contra el directivo este martes.

En paralelo, los abogados de Renault han recibido "muy recientemente", de parte de sus socios de Nissan, los elementos en los que se basan las sospechas del fabricante japonés de que el ejecutivo no declaró parte de sus ingresos en Japón. Los servicios jurídicos del grupo francés no han llegado a ninguna conclusión por el momento a partir de esa información y los administradores han pedido que sigan estudiando el tema.

El consejo de administración de Renault manifestó que desconoce los argumentos de defensa que ha expuesto Ghosn ante la fiscalía japonesa. Por eso, la compañía ha optado por "mantener las medidas de gobierno vigentes establecidas en el consejo del 20 de noviembre de 2018". Eso implica que, formalmente, Ghosn sigue ostentando los cargos de presidente y consejero delegado, aunque debido a su detención en Japón está "temporalmente impedido" de ejercer la dirección.

Al mando de la dirección general de Renault está Thierry Bolloré,el favorito del Gobierno francés, que tiene el 15% de las acciones de la automovilística. Philippe Lagayette, por su parte, preside de forma interina el consejo de administración.

El equilibrio de poderes en la Alianza

La francesa tiene el 43,4% de Nissan, y esta a su vez tiene el 15% de Renault, pero sin derecho a voto (el Estado francés sí que lo tiene). La salida de Ghosn abre un periodo de incertidumbre en el liderazgo de la Alianza, una unión de empresas en la que Nissan se siente infravalorada. Cuando se formó este grupo, la japonesa vendía menos coches que Renault, pero esta situación ha cambiado. Actualmente, Nissan comercializa un 60% más de automóviles.

Hiroto Saikawa, consejero delegado de Nissan, es quien tiene ahora el poder en la firma japonesa. “Estos son actos que no se pueden tolerar”, aseguró Saikawa poco después de conocerse la detención del francobrasileño, quien añadió que “algunas cosas tienen que corregirse, como la concentración de poder en una persona”. Carlos Ghosn llegó a ser presidente de Mitsubishi, Renault y Nissan a la vez, y a su vez presidente de la Alianza de estas tres compañías. Saikawa no era partidario de la idea de Ghosn de fusionar a Renault y Nissan.

Mitsubishi, la pata más débil de la Alianza, destituyó a Ghosn de su presidencia el pasado 26 de noviembre. Osamu Masuko, el director ejecutivo de la automovilística, dejó una frase para la historia poco después de conocerse la detención de Ghosn, que resume el poder y la importancia del directivo para la alianza. "No creo que haya nadie más en la Tierra como Ghosn que pueda manejar a Renault, a Nissan y a Mitsubishi", aseguró Masuko.

Normas