La fiscalía nipona acusa a Ghosn de no declarar ingresos por 71 millones de euros

Es la primera acusación formal contra el ejecutivo, en prisión desde el 19 de noviembre

carlos ghosn
Carlos Ghosn, en una imagen de archivo. EFE

El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, que lleva en prisión desde el 19 de noviembre en Japón, fue acusado ayer formalmente por la fiscalía de ese país de haber ocultado al fisco 71 millones de euros provenientes de pagos realizados por la automovilística. Es la primera acusación formal contra el presidente de la Alianza Nissan-Renault-Mitsubishi.

El periodo legal de arresto sin cargos expiraba ayer, lo que obligaba a la fiscalía a ponerlo en libertad, levantar nuevos cargos o anunciar una acusación formal contra él. Los cargos afectan también a Nissan y al director representativo de la firma, Greg Kelly, quien supuestamente habría ordenado manipular los informes con los pagos.

La retribución pactada por Ghosn con Nissan entre 2011 y 2015 fue de unos 76 millones de euros, aunque solo fue declarada la mitad de esa suma, según la fiscalía, que además acusa al expresidente de Nissan de haber declarado solo el 40,5% de la remuneración pactada por Nissan para el periodo 2015-2018, que fue de unos 55 millones de euros. En total, habría dejado de declarar unos 71 millones de euros.

Aunque la fiscalía no entra en detalles sobre esas sumas adicionales, la diferencia, según fuentes conocedoras del caso, se corresponde con pagos diferidos que Ghosn habría pactado con Nissan para cuando se retirara de la compañía. Expertos legales consideran que aunque Ghosn nunca llegó a recibir esas cifras, por el hecho de haber sido fijadas debía haber informado de ellas al regulador bursátil y a las autoridades fiscales niponas.

Según medios locales, las consultas legales hechas por Ghosn dictaminaron que no era preciso declarar esas sumas en diferido. Además, el regulador bursátil pidió a la fiscalía que acuse a Nissan, junto con Ghosn y Kelly, por violar las leyes locales al no recoger los mencionados pagos diferidos en los balances contables anuales que debe presentar, por cinco ejercicios, hasta el de 2015.

Las normas legales niponas no exigen que los abogados del acusado estén presentes durante los interrogatorios de la fiscalía, lo que ha generado especulaciones sobre que las autoridades estén buscando que Ghosn se autoinculpe. “Estamos escuchando todo lo que diga, pero no estamos forzándole a que se declare culpable”, dijo el vicefiscal del distrito de Tokio, Shin Kukimoto.

La familia accede a la casa de Ghosn

Posible destrucción de pruebas. Un juez autorizó ayer a la familia de Ghosn a acceder al piso que ocupaba el ejecutivo en Río de Janeiro para recuperar sus pertenencias. Nissan, dueña del inmueble, cambió las cerraduras del apartamento debido a que teme por la destrucción de posibles pruebas de fraudes que puedan estar guardadas en la vivienda.

Normas
Entra en El País para participar