Impuestos

País Vasco y Madrid son las comunidades más competitiva en materia fiscal

Cataluña y Aragón tienen los impuestos más altos, según el informe de la Fundación para el avance de la libertad

Museo Guggenheim de Bilbao.
Museo Guggenheim de Bilbao. Getty Images

"Decía Albert Einstein que lo más incomprensible del mundo es el impuesto sobre la renta", ha expuesto este miércoles la economista Cristina Berechet, agregando que "en España hay 17 comunidades autónomas y cuatro haciendas forales lo que haría que hasta para el padre de la teoría de la relatividad sería difícil dar con la formula que describiera nuestro sistema fiscal".

Berechet, autora del Índice Autonómico de Competitividad Fiscal, presentaba su segunda edición, correspondiente a 2018, con el objetivo de clarificar la presión tributaria que se aplica en cada territorio español y el atractivo que supone de cara a empresas y contribuyentes.

El informe revela que el País Vasco y la Comunidad de Madrid son las regiones más atractivas fiscalmente por su bajo nivel de impuestos, una clasificación que lidera Vizcaya, seguida por Álava, con el sistema madrileño en tercer puesto y el de Guipúzcoa en cuarto lugar, una discriminación provincial que solo se realiza con Euskadi por las diferencias entre los propios territorios forales.

Del lado contrario, Cataluña, Aragón y Asturias son las comunidades autónomas menos competitivas en materia fiscal según el informe, elaborado por la Fundación para el Avance de la Libertad con apoyo de la Unión de Contribuyentes y la estadounidense Tax Foundation.

"La competitividad fiscal interna entre regiones es una sana práctica que limita la voracidad fiscal de los Estados", ha defendido durante el acto Juan Pina, presidente de la Unión de Contribuyentes.

El estudio mide, básicamente, la presión fiscal en cada territorio del impuesto sobre la renta, del de Patrimonio, Sucesiones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Hidrocarburos y tributos autonómicos propios.

El índice revela algunos cambios respecto a su edición de 2017, como la mejora en tres posiciones de Andalucía, que sale del vagón de cola, gracias a la rebaja sobre el impuesto de sucesiones que aprobó tras la fuerte presión social que surgió precisamente por la comparativa con otros territorios con menor presión fiscal en este tributo.

Aunque sigue quinta por la cola, Extremadura es la comunidad que más puestos gana gracias a las reformas emprendidas durante el último ejercicio, rebajando por ejemplo el gravamen sobre las rentas más bajas. Berechet ha expuesto que en un mercado tan dinámico, no realizar reformas puede suponer un cambio a la baja en la clasificación anual.

"La principal conclusión es que, invariablemente, las comunidades con menor carga tributaria son las que mayor prosperidad riqueza y empleo generan", ha defendido Pina que achaca la mala posición de Cataluña al hecho de que mantenga algunos de los tipos de gravamen más altos, como en el IRPF, además de aplicar muchos impuestos propios. El doble que el resto, concretamente, según Berechet.

La autora del informe por su parte, ha incidido en que la "las empresas y los contribuyentes se establecen donde reciben a menor coste los servicios que necesitan". Así, ha ilustrado Berechet, aunque las tensiones del procés independentista catalán empujaron a miles de empresas a trasladar su sede fiscal desde Cataluña a otros territorios, prácticamente ninguna optó por Extremadura, por ejemplo.

En este sentido, Pina ha defendido que las diferencias impositivas entre Comunidades Autónomas tiene una mayor repercusión en las decisiones empresariales que la disparidad fiscal entre estados, por ejemplo.

La posición de España

"España ocupa el vigésimo sexto lugar" en el ranking de atractivo fiscal de la OCDE, ha recordado en este sentido Scott Hodge, presidente de la Tax Foundation, en relación al índice que elabora su organismo, aseverando que el país "tiene suerte de que sus vecinos más próximos, Francia y Portugal, tengan sistemas tributarios aún menos competitivos".

"Esto no debería ser algo bueno, teniendo en cuenta la movilidad de la inversión de capital ya e los trabajadores en la Europa de hoy", ha agregado Hodge, instando al país a acometer reformas que le permitan ganar atractivo.

"Sin embargo, las Comunidades Autónomas españolas no pueden esperar a que el Gobierno central actúe", ha expuesto Hodge, instando a cada ejecutivo regional a aprovechar el margen que tiene para actuar.

Normas