Inversión

La banca española vive su peor mes desde el 'brexit'

La crisis hipotecaria da la puntilla a un sector tocado en el parqué

El retraso en la subida de tipos e Italia, otros lastres para las entidades financieras

Bancos

Las entidades financieras no levantan cabeza. Ayer volvieron a sufrir una nueva jornada correctiva, la cuarta desde que el pasado jueves una sentencia del Tribunal Supremo sobre la fiscalidad de las hipotecas abriera la caja de los truenos y golpeara a un sector que en Bolsa ya vive su particular vía crucis. Hoy, pese a arrancar la jornada con leves alzas, los números rojos se vuelven a cebar con el sector. La peor parte se la están llevando un día más Sabadell y Bankinter. 

Los bancos cotizados encajan en el último mes castigos de doble dígito. La peor parte se la llevan Banco Sabadell y Bankia que sufren caídas del 25,5% y del 21%, respectivamente, la peor racha mensual desde el brexit, en junio de 2016. Estas son las dos entidades más afectadas por su negocio doméstico, ya que los bancos más internacionalizados tienen más diversidad en sus fuentes de ingresos y en su exposición geográfica. Aún así, CaixaBank registra una caída del 14% al tiempo que los descensos de los dos pesos pesados del sector superan el 10% cada uno.

El mal momento por el que atraviesa el sector bancario no es exclusivo de las entidades españolas. Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, cree que es una caída generalizada en Europa, sobre todo en lo que va de año. “El Euro Stoxx Banks es el índice sectorial que peor lo ha hecho en 2018 en la zona euro, habiendo cedido ya un 25% en el año y un 32% desde sus máximos de enero”, explica.

Son varias las razones que están colocando a los bancos en el punto de mira de los inversores. “Es difícil establecer qué está teniendo más incidencia en las caídas de los bancos. El comportamiento desde el jueves viene en asociado al tema de la decisión del Supremo sobre las hipotecas. Existe demasiada incertidumbre sobre las implicaciones y ha habido mucho baile de cifras sobre posible impacto, algo que desde mi punto de vista es imposible de calcular”, explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

La incertidumbre en Italia con la subida de la prima de riesgo está afectando al sector, sobre todo a entidades expuestas al país. “Hay miedo que pase lo que ocurrió con Grecia y se produzca una nueva crisis de deuda en la zona euro, algo que está reflejando en la caída de los bonos periféricos y en el repunte de las rentabilidades y de las primas de riesgo de estos países, lo que también afecta negativamente a las carteras de bonos de los bancos”, añade Fernández-Figares, de Link Securities.

Por otro lado, las tensiones geopolíticas, el brexit y el temor a la desaceleración económica a nivel global son otros aspectos que mantienen a la banca global a la baja. Patricia García Sánchez de la Barreda, analista de MacroYield, considera que estas turbulencias podrían “añadir presión al BCE para retrasar su decisión de subida de tipos, noticia que sería muy negativa para el sector”.

La experta cree que, con prudencia, la banca española podría estar dando oportunidades de entrada. La firma no es espera el peor escenario posible para la banca española y considera que las cuentas de resultados que comenzaremos a conocerse el próximo viernes “podrían proporcionar mayor transparencia a un sector que venía mejorando la calidad de sus balances en los últimos meses, lo que, dependiendo de la decisión del Supremo que llegará el 5 de noviembre, podría ser un buen catalizador para el sector”.

No hay consenso a este respecto entre los analistas. Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank, explica que “la inseguridad jurídica es de por sí un motivo para mostrarse reticente con un sector. No es la primera vez que una decisión judicial da lugar a indemnizaciones millonarias a sus clientes. Ocurrió con las cláusulas suelo, con la dación en pago, con la salida a Bolsa de Bankia…, y ahora con el pago de los impuestos por préstamos hipotecarios.

Por su parte, Sergio Ávila, analista de IG, cree que la perspectiva general sigue siendo "muy negativa para la banca. El BCE indicó que podría mantener el tiempo que fuese necesario la política económica expansiva (en teoría la subida de tipos sería a partir del verano que viene)". El no de Bruselas a los presupuestos en Italia y la posibilidad de que también pida explicaciones a España por los suyos con el posible efecto en los bonos son, a juicio del experto, otras de las incertidumbres que afectan al sector. 

Fuerte descuento respecto a su valor en libros

Las caídas sufridas por los bancos cotizados han llevado a la mayoría de ellos a cotizar con un elevado descuento respecto a su valor en libros. En el caso de Sabadell, este alcanza el 50%. Ayer martes, la entidad que preside Josep Oliu volvió una jornada más a ser el banco más castigado del Ibex 35 con una caída del 3,3%. Sus acciones bajan a los 1,07 euros, mínimos de 2013.

Bankia, que ayer se libró de los descensos (0,49%), cotiza con un descuento del 33%. Le sigue Santander (-1,52%), que cotiza un 31% por debajo de su valor en libros y sus acciones se sitúan en los 4 euros. En BBVA (-0,53%) el descuento alcanza el 26% y en CaixaBank (-2,18%), el 14%. Bankinter es el único banco que escapa a los descuentos y su cotización se sitúa un 47% por encima el valor de los activos apuntados en balance.

No obstante, los mayores descuentos de la banca española son para Liberbank (60%), que ayer cedió un 2,42%, y para Unicaja (52%). La entidad que preside Braulio Medel cayó ayer un 2,74%.

Normas