El Ibex respira y se aleja de los mínimos con el alivio de la prima de riesgo italiana

El diferencial de la deuda de Italia, que a lo largo de la mañana ha subido a 315 puntos, cae de los 300

El Ibex suma un 0,67% y apunta a los 9.300

Imagen de una firma de valores en China.
Imagen de una firma de valores en China. AFP

Nada ha cambiado en Italia. El Gobierno sigue adelante con su objetivo de déficit del 2,4% para 2019. Pero los inversores han optado por dejar a un lado las pérdidas. Este cambio de rumbo ha permitido al Ibex 35 avanzar un 0,67%, ascenso que le lleva a tomar algo de distancia respecto a los mínimos del año y mira ahora hacia los 9.300 puntos.

El martes los inversores aguardaban a conocer algo más de las intenciones del Ejecutivo en materia presupuestaria. Aunque la vista está puesta en el próximo 15 de octubre, día en el que Roma debe enviar las cuentas a Bruselas, hoy el mercado tenía bajo la lupa la comparecencia del ministro de Economía y Finanzas, Giovanni Tria, ante la comisión del Parlamento para explicar los planes del Gobierno. Tria no ha aportado nuevos datos, se ha limitado a resaltar la necesidad de mantener un diálogo constructivo con la Comisión Europea, algo que le pidió Pierre Moscovici en la carta enviada el viernes al Gobierno de colación. Los analistas de Renta 4 apuntan que el optimismo de los inversores se obedece a que después de los últimos dimes y diretes, Tria representa la cara amable del Ejecutivo.

La banca española, castigada en las últimas sesiones por su exposición a la deuda italiana, aprovechó la ocasión para sacudirse el rojo que durante días ha venido acompañando al sector. CaixaBank fue la entidad más alcistas, unas subidas que se vieron favorecidas por la mejora de la calificación por parte de Fitch y la mejora de la valoración por parte de Credit Suisse. El banco de inversión suizo incluye a la firma española en su lista de valores europeos y establece como precio objetivo los 4,5 euros frente a los 4,3 anteriores. CaixaBank sube un 1,95% y se sitúa al filo de los 4 euros por acción.

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.700,80 -1,27%
EUROSTOXX 50 3.040,13 -0,77%
DOW JONES 23.675,64 0,35%
USD x EUR 0,8787 -0,159%
Petroleo Brent 56,360 0,178%

A la entidad que preside Jordi Gual le sigue BBVA con un alza del 1,53%. Estas subidas se producen el mismo día en el que el presidente turco ha instado a empresas y bancos a sumarse a los esfuerzos del Gobierno por intentar frenar la inflación. En concreto, Tayip Erdogan reticente a la subida de tipos ha pedido a las empresas que recorten un 10% sus precios y a los bancos que bajen en 10 puntos porcentuales los tipos de los créditos más caros. Santander, que continúa aprovechando la recuperación del real brasileño, se anota un 0,99%. Por su parte, Bankinter suma un 0,84%; Bankia, un 0,57% y Sabadell, 0,51%.

No obstante, los mayores ascensos de la jornada corrieron a cargo de Siemens Gamesa (2,54%) y Colonial (2%). En el lado opuesto se sitúan Indra (-1,34%), Amadeus (-0,98%) y Grifols (-0,83%).

Los ascensos de la Bolsa española siguieron la estela compradora que imperó en el Viejo Continentte. Intentan sobreponerse a la rebaja de las presiones de crecimiento del FMI, noticia con la que amaneció el mercado. El Mib italiano fue el índice más alcista con un avance del 1%, unas subidas que se vieron favorecidas por la recuperación de la banca y las menores tensiones en el mercado de deuda. El resto de índices no quisieron perderse la fiesta y al Dax alemán sumó un 0,25%; el Cac francés, un 0,35% mientras el FTSE británico se esforzó por escapar a las caídas y concluyó la jornada en empate. Al cierre de los mercados europeos Wall Street aprovecha la caída de las rentabilidades en el mercado de deuda, especialmente, en el bono a diez años y aprovecha la ocasión para sumar cerca medio punto porcentual con el tecnológico Nasdaq (0,6%) liderando los ascensos de los tres índices de referencia. No obstante, al cierre de la sesión en EE UU, el Nasdaq terminó plano, mientras el Dow Jones y el S&P 500 registraron ligeras caídas.

La situación en Roma consolida un fondo de mercado negativo, con los focos de riesgo habituales en esta segunda mitad de 2018. La guerra comercial y sus efectos justifican tanto el pesimismo del FMI sobre la economía mundial (rebajando previsiones tanto en EE UU como en la eurozona y China) como los riesgos propios de China, que esta semana ha registrado su peor sesión en dos años (-4%), después del que el Banco Central adoptara medidas para dotar de liquidez al sistema financiero, una medida que fue interpretada como un signo de debilidad del gigante asiático.

En el mercado de deuda Italia sigue ocupando un papel protagonista. Después de una brusca reacción al calor de la intervención de Tria, los rendimientos hicieron una pausa en la corriente alcistas de las últimas semanas. La rentabilidad de la deuda transalpina a diez años cae del 3,6% al 3,49% y permite a la prima de riesgo abandonar los 300 puntos básicos. Eso sí, a lo largo de la jornada llegó a marcar los 315. La deuda española con vencimiento en 2028 se mantiene estable en el 1,6% y el riesgo país en los 106 puntos básicos

El petróleo sigue muy fuerte y cotiza por encima de los 84 dólares, asentado en precios altos ante las próximas sanciones contra Irán y pendiente de la temporada de huracanes en el Golfo de México, que puede frenar la producción en algunos pozos.  En los mercados emergentes, además del excelente recibimiento de la Bolsa y la divisa brasileña a la victoria del ultra Bolsonaro, hoy Pakistán ha confirmado que ha pedido ayuda financiera al FMI, con una caída de la rupia del 8% en el día como trasfondo. 

Normas