El coche autónomo alcanzará la plena automatización en un horizonte de 10 años

Un 25% de las ventas tendrán sistemas de autonomía parcial

La venta de coches completamente autónomos será del 15%

El coche autónomo alcanzará la plena automatización en un horizonte de 10 años pulsa en la foto

La conducción autónoma todavía se encuentra dando sus primeros pasos en el sector automovilístico. Los vehículos con plena automatización estarán disponibles en el mercado, para el público general, en un horizonte de diez años, entre 2025 o 2030, según el informe La futura estructura de la industria del automóvil, realizado por Oliver Wyman junto a la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA), al que ha tenido acceso en España Cinco Días.
El estudio refleja que un 25% de las ventas de nuevos automóviles en 2030 estarán equipados con sistemas de automatización parcial, mientras que el 15% serán coches completamente autónomos. Por el momento, la conducción no es supervisada, ya que es en 2019 cuando los coches presentarán controles laterales y longitudinales ejecutados por el sistema a bordo, es decir, se mantendrán dentro de sus carriles y guardarán la distancia de seguridad.
Para los próximos dos años, la automatización pretende alcanzar el nivel dos, donde el conductor todavía deberá conducir el sistema en todo momento; y el nivel tres, donde el piloto ya no manejará siempre, aunque deberá estar en posición de asumir el control. En ambos casos, el sistema del vehículo controlará los movimientos laterales y longitudinales de manera específica.
“La industria se enfrenta a una tormenta perfecta entre la nueva tecnología transformadora y un cambio en el comportamento del cliente”, expone el socio de Oliver Wyman y autor del informe, Joern Buss.
Pero el mercado no se enfocará exclusivamente en fabricar coches autónomos. La movilidad eléctrica protagonizará otro gran impulso en la industria. Los vehículos de combustión interna tradicionales, híbridos y eléctricos convivirán hasta 2030. El estudio refleja un fuerte incremento de la movilidad eléctrica entre 2020 y 2025, debido al endurecimiento de la regulación de emisiones, lo que provocará que más del 60% de las ventas sean de coches híbridos y eléctricos.
El informe recoge cómo el beneficio de las automotomovilísticas crecerá un 30% hasta la década de los 30 y que la producción mundial de automóviles también experimentará un ascenso del 30% hasta alcanzar los 123 millones de unidades.
El valor añadido del futuro del sector se erigirá como un valor agregado a la cadena de producción del automóvil, desde proveedores y fabricantes convencionales a nuevos gigantes tecnológicos, que se conforman como los nuevos proveedores de servicios de ingeniería, sorfware y logística.
El carsharing marca el ritmo del sector en la venta de vehículos y del comportamiento de los clientes. En cuanto a la movilidad bajo demanda, para 2040, se espera que Europa crezca un 95% su uso, tanto en alquiler como bajo demanda, si se compara con el uso del coche propio, el avión o el tren. En Estados Unidos ese porcentaje asciende a un 114%, por debajo del 358% que se vislumbra en China.

Normas