Así deben elegir los clientes su fondo de inversión

Los bancos han de proporcionar asesoramiento u ofrecer carteras de terceros para cobrar comisiones por comercialización

Los productos más rentables en el año rozan rentabilidades del 20%

Así deben elegir los clientes su fondo de inversión

Los fondos de inversión vuelven a estar en el escaparate de la banca. La rentabilidad bajo mínimos de los depósitos, que pagan de media un 0,06% anual hasta 12 meses, y la propia conveniencia de las entidades bancarias, que ingresan una parte creciente de sus comisiones gracias a estos productos, han disparado su patrimonio hasta un máximo histórico de más de 272.000 millones de euros.

Pero no todos los fondos de inversión están bien gestionados, ni mucho menos deben venderse a granel. La nueva normativa europea Mifid 2 exige que se asesore a los clientes o se les ofrezca una gama de productos interesantes. Si las entidades no lo hacen, no podrán embolsarse comisiones por la comercialización. En todo caso, el cliente siempre debe ser consciente de dónde invierte su dinero. Estas son las claves para adquirir un fondo de inversión y qué están haciendo los bancos.

Conocer el perfil del inversor. ¿Ha invertido alguna vez en Bolsa? ¿Sabe lo que es un derivado financiero? ¿Necesitará a corto plazo el dinero que invierte? ¿Son ahorros para el futuro? ¿No toleraría perder dinero en una inversión? Estas son clásicas preguntas de cualquier test de idoneidad, destinadas a que la entidad determine los conocimientos y la experiencia del cliente, así como sobre sus objetivos de inversión y su situación financiera. Todas las entidades que hayan optado por un modelo de asesoramiento dependiente –léase, en el que el vendedor cobra incentivos por comercializar los productos, en oposición al independiente, que implica facturar por asesorar– deben realizar un test de idoneidad. Este será más o menos atractivo de complementar por el inversor.

Un buen número de entidades ha lanzado servicios que permiten cumplir la normativa con valor añadido. Por ejemplo, BBVA cuenta con BBVA Invest; Santander con SO:FIA; y Sabadell, con Sabadell Inversor.

El potencial inversor debe realizar el esfuerzo de informarse antes de adquirir cualquier producto

Eso sí, siempre es recomendable que el cliente se haga un autotest. Así, si no tolera nada el riesgo, no debe comprar fondos con renta variable. Es más, a la hora de invertir también deberá mirar con lupa los que invierten en renta fija. Los de largo plazo siempre tienen riesgo, y una mayoría de los fondos monetarios sufre pérdidas en el año en curso debido a que los tipos de interés a medio plazo están en negativo.

Informarse. La nueva normativa está concebida para proteger más al inversor. La gran misión es que se termine de una vez y para siempre con la práctica de vender productos en la sucursal bancaria a golpe de la orden del director de la oficina. Pero el conocimiento es el mejor escudo ante eventuales problemas. Es necesario conocer la gama de productos disponibles y en qué invierten. Todos los fondos de inversión españoles cuentan con una ficha, disponible en la CNMV y en la web de la gestora, en la que se explica el nivel de riesgo e incluso se resume en una escala del uno al siete, donde uno es el menor riesgo y siete, el mayor. También existen empresas de asesoramiento financiero (eafi), que tienen luz verde de la CNMV para dar consejos de inversión.

Buscar la calidad en la gestión. Son muchos los parámetros que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un fondo. Ponerse en manos exclusivamente del comercial de una oficina bancaria no suele ser lo óptimo. Páginas web como www.quefondos.com y www.morningstar.es cuentan con información actualizada y herramientas para encontrar los mejores fondos conforme a varios criterios. Incluso disponen de un sistema de calificación basado en estrellas que distingue a las mejores carteras en su categoría. “El inversor y usuario de Quefondos.com puede reconocer de forma rápida e intuitiva el comportamiento de un producto concreto con respecto a aquellos de su misma categoría y por tanto con los que se puede establecer una comparación efectiva”, explican en Quefondos.

Estudiar la evolución. En lo que va de año, los mejores fondos son CaixaBank Comunicaciones, Renta 4 Multigestión, Andrómeda Value Capital, Rural Tecnológico Renta Variable, Bankinter EE UU Nasdaq 100, NB Garantizado Europa 100 y Kutxabank Bolsa Nueva Economía. Acumulan rentabilidades entre el 10% y el 20%, según Morningstar. El común denominador de todos ellos es que han invertido en compañías tecnológicas. Pero también hay fondos que se comportan bien con relativamente baja volatilidad y que no están centrados en ningún sector concreto. Están bajo la batuta de gestores con personalidad propia. Entre ellos, están el Santander Small Caps España, de Lola Solana, que gana un 9,1% anualizado en los últimos tres ejercicios; el Alhaja Inversiones, de Araceli de Frutos, con un 4,1% anual en ese periodo; el Avantage Fund (6,6%), de Juan Gómez Bada; o el Algar Global Fund (15,9%), de Jean-Claude Felguera y Walter Scherk Serrat.

Es clave ver la rentabilidad histórica durante un plazo de tiempo amplio que permita al inversor tener una idea clara de la consistencia del fondo.

Saber dónde comprar. No en todos los bancos venden todos los fondos de inversión. Ni mucho menos. Es necesario saber dónde comprar los elegidos. Hay gestoras que exigen comprarlos directamente; otras cuentan con amplias redes de distribución y también hay plataformas, como las de Renta 4 o Andbank, que ofrecen variedad de productos de terceros. “Todos los inversores tienen el derecho de comprar cualquier fondo registrado en la CNMV desde cualquier entidad, especialmente cuando esta lo tenga disponible a través de la plataforma de comercialización que utilice, como Allfunds, o Inversis, entre otras. La banca española no facilita la compra de fondos de gestoras que no pertenezcan a su grupo, y más en concreto de gestoras españolas, y parece que con Mifid 2 no va a cambiar este panorama”, señala Araceli de Frutos, fundadora de eafi 107 y asesora de Alhaja Inversiones y Presea Talento.

Normas