El 79% de los fondos de Bolsa española no bate al mercado a 10 años

Las comisiones altas hacen que sea más difícil superar a los índices

Italia es el país donde los gestores activos logran hacerlo mejor

Bolsa española pulsa en la foto

Los gestores de fondos de Bolsa española no salen bien parados cuando se comparan sus resultados con los índices de referencia. Tan solo uno de cada cinco logra una rentabilidad mejor que el mercado. La situación se repite en otros países, tanto si se analiza los rendimientos del último ejercicio como si se tiene en cuenta la última década.

El informe que pone de relieve los malos resultados de los profesionales de la inversión lo elabora periódicamente la firma Standard & Poor’s, que además de otorgar calificaciones crediticias también tiene un negocio de índices bursátiles. El estudio Spiva compara el rendimiento que han obtenido los gestores bursátiles activos en relación con la evolución de los índices S&P. Los resultados son consistentes y elocuentes.

En el caso de España, cuando se analiza la evolución de los fondos de gestión activa en la última década, solo el 21% de los fondos es capaz de batir a la Bolsa española (medida a través del S&P Spain BMI, el índice que utiliza Standard & Poor’s, y que tiene un comportamiento similar al del Índice General de la Bolsa de Madrid).

Otros mercados

  • Bolsa europea. El 85% de fondos no logra batir al S&P Europe 350, a 10 años. En cambio, los gestores activos sí que pueden presumir de un buen ejercicio 2017, ya que el 53% sí que consiguió mejorar la rentabilidad de este selectivo.
  • Italia. Es el mercado donde más se destacan los gestores activos. El año pasado, el 72% batió al índice de referencia (en 5 años, el 58%).
  • Emergentes. Los índices que siguen estos mercados también parecen imbatibles para la gran mayoría de gestores. El 97% lo hace peor, en la última década.

Si se toman otros periodos, el resultado es similar. En 2017, el 68,24% de fondos de Bolsa española lo hizo peor que el mercado. Hay que tener en cuenta que estos cálculos ponderan los fondos por su volumen así que, si hay un fondo muy bueno que bate sistemáticamente al índice, su peso será reducido. Y, viceversa, algunos grandes fondos de gestoras de bancos, con malos resultados, tienen un gran peso específico. Analizando un periodo de cinco años, el 71,6% de fondos lo hace peor que el mercado.

En lo que va de 2018, los mejores fondos de Bolsa española son el Mediolanum Small Caps, el Gesconsult Renta Variable y el Metavalor. Todos ellos están gestionados por firmas pequeñas y medianas y tienen un tamaño inferior a los 120 millones de euros.


Bolsa estadounidense

En el estudio Spiva de S&P, el peor desempeño aparece entre los gestores europeos que invierten en Estados Unidos. A una década, solo el 2,2% de los fondos ha logrado batir al S&P 500, el índice de referencia para la Bolsa norteamericana.

“Este informe pone de relieve lo difícil que es tener un resultado mejor que el mercado de forma sistemática”, explica Fernando Luque, editor jefe de la firma de análisis de fondos Morningstar. “Sobre las diferencias entre mercados, lo que parece claro es que cuanto más grande y competido sea un mercado bursátil, más difícil será batir a los índices de forma sistemática”.

En Estados Unidos, la dificultad para batir a los índices ha hecho que en la última década haya crecido de forma exponencial la inversión a través de fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés). Se trata de vehículos de inversión muy básicos, que se dedican simplemente a replicar fielmente la evolución de un índice bursátil (o de bonos). A cambio de esta estrategia pasiva pueden cobrar comisiones extremadamente bajas. Si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Un buen ejemplo es el ETF Vanguard S&P 500, que tiene un tamaño decomunal (cerca de 25.000 millones de dólares), y que sigue la evolución de este selectivo, con una comisión del 0,07% (frente al 2% que cobran muchos fondos de inversión). Este vehículo logra batir a más del 90% de los fondos de inversión comparables.

“El negocio de la gestión es caro, y con unas comisiones altas es más difícil batir a tu índice de referencia. No es sencillo demostrar que puedes aportar valor añadido”, explica Martín Huete, consejero delegado y cofundador de Finizens.

Normas