Los accionistas españoles de EDP ven insuficiente la opa del grupo chino CTG

El lobby asturiano que conforman Libebank y Masaveu no parece dispuesto a ir a la opa

CGT tiene más de 10.000 millones para invertir en Europa

EDP Ampliar foto

Aunque la opa anunciada el viernes por la noche sobre EDP por parte de su principal accionista, China Three Gorges (CTG), con un 23,27% del capital, pudiera resultar una sorpresa, no lo era para el Gobierno de Portugal y los responsables de la energética que preside Antonio Mexíaa. El establishment luso ha respaldado desde el primero momento una oferta, que supone valorar el grupo en 11.850 millones de euros, y consolidaría a un accionista que lleva cuatro años en el capital.

 De hecho, el primer ministro portugués, Antonio Costa, ya advirtió este fin de semana que no se opondrá a la operación y la dejará en manos del mercado. “Los chinos [que están también en el operador del sistema, REN] han sido buenos inversores”, recordó Costa. CTG compró un primer paquete del 20% de EDP en 2012, cuando por exigencias del plan de rescate de Portugal, la propia troika impuso la desinversión de la energética pública. Tras una subasta, en la que partía como favorito el grupo alemán Eon, el coloso chino se llevó el gato al agua. En la actualidad tiene un 23,7% que se suma al 4,98% que tiene otra estatal china, CNIC.

Sin embargo, como recuerdan fuentes empresariales, el Gobierno portugués no vota en el consejo de EDP, en la que el Estado no tiene ya ni una acción, pese a la influencia que pudiera tener sobre el propio Mexía. Y dicho consejo debe eliminar como condición para el mantenimiento de la oferta el límite máximo del 25% que imponen los estatutos a cualquier inversor.

Las mismas fuentes aseguran que los accionistas españoles de EDP (Liberbak y el grupo Masaveu a través de la instrumental Oppidum, con un 7,2%), no tienen intencia acudir a la opa en las actuales condiciones económicas, pese a proprocionarles unos 850 millones de euros. Por un lado, consideran insuficiente la prima del 4,8% respecto a la cotización del viernes que ofrecen los chinos (3,26 euros por título y 7,73 euros en el caso de la filial EDP renovables) , teniendo en cuenta que EDP ofrece cada año un buen dividendo. Ayer, las acciones de la energética se situaron en 3,40 euros, tras una subida de la cotización del 9,32%.

Por otro lado, al lobby asturiano le podría interesar seguir en el capital de EDP, propietaria de la antigua Hidrocantábrico (hoy, EDP España),lo que le permitiría reservarse la presencia en el consejo de administración de la matriz.

También los analistas ven “poco generosa” la oferta china, lo que podría desencadenar alguna contraoferta, aunque la probabilidad que ven es baja. Estos se inclinan más bien por una mejora del precio por parte de la propia CTG. El problema para un posible competidor es que tendría que pujar por el 100% del capital de EDP, mientras que China Three Gorges lo hará, como máximo, por el 72% que no tiene. Por otro lado, cualquier rival tiene ya al accionista chino dentro, su mismo problema de la restricción del 25% y, muy probablemente, la oposición del Gobierno de Costa que, aunque no tiene acciones, es el que regula. A eso se añade, la elevada deuda de la compañía, que tendría que asumir.

Para los chinos, subir el precio no sería un problema. El consorcio tiene fondos muy superiores a los 10.000 millones de euros para invertir en el sector energético en Europa. Tras mirar distintas opciones de ha decantado por reforzarse en el capital de EDP, a la que habrían cortejado otros grupos europeos, como Gas Natural Fenosa o la francesa Engie.

En plena vuelta al nacionalismo energético que se vive en Europa (la concentración de RWE y Eon en Alemania o el deseo de húngaros, checos y españoles de expulsar a Enel de sus energéticas locales), la opción de Portugal ha sido el grupo chino, “un socio poco molesto, que ha hecho importantes inversiones”, señalan fuentes próximas al grupo. No en vano, los chinos han dejado durante su etapala dirección y la gestión de EDP en manos de portugueses. Algo que un hipotético socio comunitario no habría hecho.

También para CTG resulta la mejor opción, tras comprobar las dificultades de entrar en otra energética europea, cada vez más protegidas. Ya en su día, tras desembarcar en EDP, el consorcio asiático, que también controla REN, intentó una incursión en el capital de las españolas REE y Enagás, los gestores de los sistema del gas y la electricidad, protegidas por una especie de acción de oro que impide a ningún inversor tener más de un 3% de su capital.

Fernández pide tranquilidad

El presidente del Principado, Javier Fernández, aseguró ayer que la opa lanzada por China Three Gorge sobre EDP “no es preocupante, porque ya es uno de los accionistas mayoritarios de la compañía”.

El presidente asturiano También lanzó un mensaje de tranquilidad: “Si por ejemplo fuese una empresa en competencia como Gas Natural, podríamos tener nuestras suspicacias, pero al lanzar la OPA una empresa que ya es uno de los accionistas mayoritarios, creo que no tendrá interferencia en la capacidad de acción de EDP en Asturias y por supuesto en el empleo”

 

Normas