Así puede el autónomo reducir el 20% del IRPF en su próxima Declaración

El trabajador deberá tributar en estimación directa y solicitar la deducción al presentar la Declaración de la Renta de Personas Físicas.

IRPF deducciones autónomos

Hay trabajadores autónomos que aún lo desconocen, pero en su próxima declaración podrían reducirse hasta un 20% sobre rendimientos netos positivos en el IRPF. La entidad laboral Kutxa explica en su blog ‘Banca para Empresas’ cómo proceder para deducir esta cantidad en el Impuesto sobre Renta de las Personas Físicas.

Requisitos del trabajador autónomo

Según indican en este portal, el primero de los requisitos es que el autónomo tribute bajo el método de estimación directa. En esta modalidad, se tributa en función de los ingresos reales, que puede reducir aplicando gastos relacionados con su actividad, como por ejemplo, el alquiler de un local. De ahí que sea importante para el IRPF introducir siempre los gastos reales asociados a la actividad, puesto que permitirá pagar menos impuestos

Para acceder a la deducción, el autónomo no tiene que haber ejercido ninguna otra actividad en el año anterior. Además, solo se aplicará la deducción si en los dos primeros ejercicios como autónomo ha registrado rendimientos netos positivos. El 50% de los ingresos no deben proceder de una misma entidad o persona y tampoco debe superar 100.000 euros netos al año en rendimientos netos.

Cómo solicitar la reducción

La solicitud de la reducción del 20% del IRPF debe hacerse al presentar la declaración de la Renta de Personas Físicas, cumplimentando el modelo 100.

En la casilla 121 deberás calcular el rendimiento neto de la actividad. A continuación, deberás marcar con una X las casillas en las que se te pregunte si tienes derecho a reducciones por el ejercicio de determinadas actividades económicas y por el inicio de una actividad económica. Para ello deberás completar las casillas 127 y 128 (actividades económicas) y 129 (inicio de actividad).

Por otro lado, si tienes que presentar trimestralmente el modelo 130, de pago fraccionado del IRPF, no tendrás que marcar ninguna casilla. Hay que tener en cuenta que la reducción es anual, por lo que se indicará en el modelo 100 del IRPF.

Normas