Las regiones españolas desconvergen de Europa

Las comunidades potenciales beneficiarias de ayudas pasan de una a siete en una década

Las regiones españolas desconvergen de Europa pulsa en la foto

A lo largo del año 2017 hemos recuperado nuestro nivel de PIB del año 2008, pero el PIB medio de la UE28 no ha permanecido constante: ha aumentado algo más de un 11% en paridades de poder de compra entre 2008 y 2015. Y nuestras regiones se han alejado de la media de la UE.

Nos encontramos en el inicio del proceso de negociación del nuevo marco financiero plurianual que definirá el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027. Una de las políticas más relevantes es la de la política regional, a través de los fondos estructurales y de inversión europeos (352.000 millones de euros entre 2014-2020).

Los criterios de distribución de estos fondos han sido, hasta ahora, los niveles de renta relativos de las regiones respecto a la media de la UE. Por ello, es relevante revisar cómo han soportado la pasada crisis los distintos países europeos.

Podemos observar cómo los nuevos estados miembros (la UE13) en general han convergido de forma continuada entre los años 2000 y 2015, pero todavía tienen niveles de renta que les mantendrán entre los más beneficiados por los fondos estructurales.

Respecto a los antiguos estados de la UE15, podemos observar en un primer grupo a los países cuyo nivel de convergencia ha disminuido suavemente por haber crecido, pero menos que la media de la UE (Francia, Holanda, Finlandia o Reino Unido), es decir, su renta realmente no ha dejado de aumentar prácticamente año tras año.

En un segundo grupo, el impacto de la crisis ha sido mayor: Portugal (que ha pasado del 84% en 2000 al 81% en 2007 y al 77% en 2015), Italia (país que alcanzaba el 120% de la media de la UE en el 2000, por encima de Francia, Finlandia o Reino Unido, pero que ha caído hasta el 96% en 2015), España (hemos pasado del 95% en el 2000 al 90% en 2015, pero después de haber alcanzado el 103% en 2007) y Grecia (que ha pasado del 86% en 2000 al 96% en 2007, para luego caer hasta el 68% en 2015). Y, un tercer grupo cuya situación es muy similar (o mejor) a la del año 2000 (Bélgica, Austria, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Alemania y Luxemburgo).

Desde el punto de vista regional, en el cuadro podemos observar cómo ha evolucionado la renta con relación a la media de la UE28. En tonos azules se recogen las regiones conocidas ahora como Regiones más Desarrolladas (regiones cuyo PIB per cápita se sitúa por encima del 90% de la media de la UE28); en marrón claro tenemos las regiones cuya renta se sitúa entre el 50% y el 75% de la media de la UE28 (Regiones menos Desarrolladas”, antiguamente conocidas como las regiones Objetivo I) y en beis las regiones con un nivel de renta entre un 75% y un 90% (conocidas como las Regiones en Transición).

La desconvergencia en nuestras regiones ha sido particularmente relevante. En 2006 España tenía 12 regiones en el grupo de las más desarrolladas, de las cuales siete se situaban por encima de la renta media de la UE28 (Madrid, País Vasco, Navarra, Cataluña, Baleares, Aragón y La Rioja) y otras cinco se situaban entre el 90% y el 100% de la media (Cantabria, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Canarias, y Asturias). Otras seis eran regiones en transición (Ceuta, Galicia, Melilla, Murcia, Castilla-La Mancha, Andalucía) y solo una región estaba en el grupo de las menos desarrolladas (Extremadura).

Con datos de 2015, solo permanecerían siete regiones en el grupo de las más desarrolladas (habríamos perdido, por tanto, cinco); las regiones en transición serían ahora cinco (Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia y Asturias). Y las regiones menos desarrolladas habrían pasado de una a siete (además de Extremadura volverían a este grupo todas las antiguas regiones en transición, excepto Galicia, es decir: Murcia, Ceuta, Castilla-La Mancha, Andalucía y Melilla, y Canarias).

Recordemos que a lo largo del año 2017 hemos recuperado el nivel de nuestro PIB del año 2008, pero el PIB de la UE28 no ha permanecido constante: ha aumentado algo más de un 11% entre 2008 y 2015.

España tendrá en el futuro muchas más regiones potencialmente beneficiarias de los fondos de la política regional. Pero eso también ocurrirá para muchas regiones de Bélgica, Grecia, Francia, Italia, Austria, Holanda, Portugal, Suecia, Finlandia.... Sin duda la futura negociación será muy compleja.

Pascual Fernández Martínez es decano-presidente del Colegio de Economistas de Madrid

Normas