Guía para entender la primera huelga general feminista de España

Se trata de la primera movilización convocada a nivel nacional para defender la igualdad de género

Sepa qué derechos y qué consecuencias supone secundar los paros totales o parciales

Un grupo de unas sesenta periodistas parlamentarias, que trabajan habitualmente en el Congreso de los Diputados, se han fotografiado en la sala de prensa de la Cámara Baja para mostrar su apoyo a la huelga feminista del 8M.
Un grupo de unas sesenta periodistas parlamentarias, que trabajan habitualmente en el Congreso de los Diputados, se han fotografiado en la sala de prensa de la Cámara Baja para mostrar su apoyo a la huelga feminista del 8M. EFE

La celebración este año del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, pretende tener un carácter mucho más reivindicativo que en ediciones anteriores. Para ello, los principales sindicatos del país y diversos colectivos feministas han llamado a la movilización de los casi 8,5 millones de mujeres que están afiliadas a la Seguridad Social, más todas aquellas que realizan tareas no retribuidas y no figuran como mujeres trabajadoras en la que se ha denominado ya la primera huelga feminista de la historia reciente de España.

¿Quiénes convocan esta protesta? La iniciativa tiene su origen en los paros internacionales de mujeres que se vienen celebrando desde 2015. Después, organizaciones de mujeres de todo el país, unidas en la Comisión 8 de marzo, llamaron a la huelga en enero pasado con un acto en Zaragoza y los principales sindicatos se sumaron después. CNT y CGT registraron en el Ministerio de Empleo, como es preceptivo, sendas comunicaciones de huelga general; mientras que UGT y Comisiones Obreras han optado por promover paros de dos horas por cada turno de trabajo y USO un paro continuo de cuatro horas.

Se trata de la primera vez que una huelga no tiene al Gobierno o los empresarios como destinatarios directos de sus reivindicaciones.

¿Qué se quiere reivindicar con esta movilización? Los diferentes colectivos feministas que convocan la huelga de mujeres denuncian que aunque se siguen consiguiendo avances, todavía vivimos inmersos en una "sociedad patriarcal y capitalista, racista y heteronormativa". De ahí que sus principales demandas sean: El fin de la violencia machista en todos los ámbitos de la sociedad, un reparto justo del empleo, de los cuidados y de las riquezas y el reconocimiento de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos.

Entre las razones que se alegan para secundar los paros destaca la brecha salarial del 23% que sufren las mujeres por toda una serie de factores que lastran su desarrollo profesional, sus remuneraciones y, por ende, después sus pensiones.

Bajo el lema Si paramos todas, paramos todo, el objetivo no es solo secundar la huelga en el ámbito laboral, sino también en el hogar, donde las mujeres trabajan una media del doble de horas que los hombres, en el ámbito estudiantil, de la cultura y el consumo.

Los primeros manifiestos que llamaron a la movilización fueron tildados por algunas organizaciones políticas como antisistema y anticapitalistas, lo que propició que algunos colectivos pasaran a redactar sus propios documentos. Mujeres de distintos gremios se han aliado para redactar argumentarios conjuntos de adhesión a la movilización y para denunciar la realidad que afrontan en el día a día. Destaca, entre otros el de las Periodistas Paramos.

¿Cómo adherirse a la protesta? La decisión deberá tomarse con absoluta libertad y es de estricto carácter personal. La forma de adherirse al paro es no acudiendo al puesto de trabajo o bien durante las dos horas o cuatro que plantean las convocatorias parciales o no haciéndolo en toda la jornada si se secunda de forma general. Desde los sindicatos insisten en que no hay obligación legal de avisar con antelación, ni hay que estar asociado a ningún sindicato. De hecho, recuerdan que es ilegal que el empresario pregunte con antelación a sus trabajadores por su intención de secundar o no los paros.

¿Qué conceptos se descuentan del salario? Ese día, si se realiza la huelga general, no se cotiza a la Seguridad Social, por lo que en la nómina se descontarán todas las retribuciones que corresponda (salario, pagas extras y el porcentaje equivalente de vacaciones). Eso sí, la empresa no podrá sustituir al trabajador que decide hacer la huelga en sus funciones, aunque sí tendrá derecho a fijar unos servicios mínimos.

¿Qué pasa si soy designado para cubrir los servicios mínimos? Entonces, el empleado está obligado a prestar el servicio y acudir a su puesto de trabajo.

En cuanto a servicios públicos como los transportes y demás, las administraciones públicas y empresas que los prestan están obligadas a comunicar los servicios públicos a sus trabajadores y usuarios de manera que no se vulnere el derecho a la huelga, pero a la vez se garantice una correcta prestación del servicio.

Así, por ejemplo, Renfe ha cancelado 105 trenes Ave y Larga Distancia y 199 trenes de Media Distancia previstos para el 8 de marzo debido a la huelga.

Según consta en la página web de Renfe, en cumplimiento de los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento, este jueves circularán 271 de los 376 Aves/Larga Distancia previstos, el 72%; y 369 de los 568 trenes de media distancia, el 68%.

En el caso de Cercanías, en las horas punta se garantiza la circulación del 75% de los trenes en hora punta y el 50% durante el resto de la jornada

Para los trenes de mercancías, se han establecido unos servicios esenciales del 25%.

Los viajeros que iban a viajar en los trenes suprimidos por la huelga podrán optar entre ser recolocados en otro tren el mismo día, siempre que sea posible, así como por anular su billete o cambiarlo para otra fecha sin coste alguno.

La jornada concluirá en toda España con manifestaciones que se prevén masivas en las grandes capitales y que se iniciarán a partir de las siete de la tarde. La de Madrid está previsto que arranque en Atocha y discurra por el centro de la urbe hasta la Plaza de España, un recorrido extenso para acoger al millón de personas que está previsto que acuda a la marcha. Estará liderada por mujeres del Movimiento Feminista de Madrid y la Comisión 8 de marzo, que portará la pancarta con el lema "Paramos para cambiarlo todo".

 

Normas