Endesa asumirá el desmantelamiento de sus centrales si le devuelven los fondos de Enresa

La eléctrica ganó 1.463 millones en 2017, un 4% más

Volverá a repartir el 100% de este beneficio entre sus accionistas

endesa
Sede de endesa

Endesa se ha mostrado dispuesta a asumir el desmantelamiento de las centrales nucleares, tal y como pretende el ministro de Energía, Alvaro Nadal, pero siempre que se le devuelvan las cantidades que ha aportado con este fin a la pública Enresa. En una conferencia con analistas para presentar los resultados del año pasado, el consejero delegado de la eléctrica, José Bogas, abrió la puerta de la compañía a que la compañía se haga cargo de esta tarea, que no tendría impacto en sus cuentas, aunque lo vinculó a la devolución de los importes aportados a Enresa.

A este respecto, consideró que Enresa podría dedicarse solamente a la gestión de los residuos, mientras que las dueñas de las nucleares asumirían su desmantelamiento, lo que supondría una rebaja de más del 20% de las cantidades que aportan a la sociedad pública. Entre 1984 y 2005 fueron los consumidores los que aportaron a través del recibo de la luz los fondos para el desmantelamiento y desde entonces, se ha financiado con tasas aplicadas las propietarias de las centrales. Enresa, que acumula 5.000 millones de euros, cantidad que sería insuficiente para desmantelar y gestionar los residuos (un 24% corresponde al desmantelamiento).

Respecto al recorte de la retribución de las redes eléctricas y del gas anunciada por el Gobierno, Bogas consideró que la ley debe "ser respetada"y no se debe cambiar antes de tiempo, pues generaría inestabilidad y preocupación entre los inversores. En su opinión, no tendría justificación adelantar una revisión en la retribución, tal y como pretende Nadal, pues el sistema no es ahora deficitarioEndesa obtuvo en 2017 un beneficio neto de 1.463 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 4% (o del 3% descontando extraordinarios), según comunicó ayer a la CNMV. El ebitda se situó en 3.542 millones, un 3% superior a 2016. Estos resultados se sitúan por encima de las previsiones del ejercicio.

Resultados

 En un año duro por la subida de los precios de la electricidad (más del 30%), que ha golpeado la actividad liberalizada en todo el sector, la eléctrica ha logrado mantener el tipo, gracias, entre otros, a la aportación de las renovables. Su división verde, Enel Green Power España (sociedad que controla desde agosto de 2016), contribuyó con 181 millones.

El margen bruto del negocio regulado de Endesa, que cobró 222 millones por la devolución del bono social de la tarifa de 2014 a 2016, creció 8%, hasta 3.284 millones de euros, un 60% del margen total. Los costes fijos se redujeron un 4% en términos homogéneos, sin tener en cuenta cuenta el cambio de perímetro por la adquisición de EGPE y las menores provisiones para optimizar la plantilla.

Todo ello compensó, según la compañía, el descenso significativo del margen del negocio liberalizado, que cayó un 18%. Una caída que, según Endesa, se debió fundamentalmente “al fuerte incremento de los costes variables producido por la extraordinariamente baja producción hidroeléctrica del ejercicio”.

Así, las compras de energía subieron un 21,6% por el aumento de los precios del pool; el de los combustibles subió un 38,9% por la mayor producción térmica o la menor generación hidráulica, lo que se tradujo en más pagos por el impuesto de la energía.

En línea con su habitual política, Enel, repartirá todo el beneficio de su filial española, cuyo consejo ha acordado proponer a la junta un dividendo de 1,382 euros brutos por acción (1.463 millones, en total) con cargo a 2017. Un 70% corresponde a la italiana.

Esta cifra supone un aumento del 4% (lo que sube el resultado) sobre el dividendo dell año anterior, y un 5% superior al mínimo comprometido. La deuda financiera neta de Endesa aumentó en 47 millones de euros y las inversiones brutas subieron un 3,8%, hasta 1.175 millones.

Con una producción, de 78.648 GWh (un 13% más), la eléctrica incrementó sus ventas en el mercado liberalizado un 4,9% y, a cambio, redujo en un 6,5% las del regulado. Endesa destaca su compromiso con las renovables y recuerda que en las subastas de 2016 se adjudicó 879 MW (540 MW eólicos y 339 MW fotovoltaicos) y que acaba de comprar 132 MW eólicos.

Endesa tiene una cuota de mercado en generación peninsular del 27,3%; el 44,1% en distribución y del 35,4% en ventas en el mercado libre, que crecieron un 3%, hasta casi seis millones.

 

.

 

Normas