Los laboratorios compensarán al Estado si el gasto en fármacos crece más que el PIB en 2018

La previsión oficial de incremento para el próximo año es del 2,3%

La compra de medicamentos se come el 13% del presupuesto regional para sanidad

gasto publico
Dolors Montserrat, ministra de Sanidad; Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria, durante la firma del convenio que garantiza el acceso de los pacientes a las innovaciones terapéuticas en condiciones de equidad y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.

Mantener el Sistema Nacional de Salud supone una factura anual de 70.000 millones de euros, que es costeada por las comunidades autónomas, las administraciones con competencias en esa materia. Y la compra de medicamentos, tras los costes de personal y las inversiones, es una de las partidas más importantes, ya que representa un gasto anual cercano a los 9.000 millones de euros (un 13% del total). El envejecimiento de la población, la mayor esperanza de vida y el aumento de enfermedades crónicas son tres factores que presionan al alza esa partida, que llegó a su máximo histórico en mayo de 2010, cuando rozó los 13.000 millones de euros.

Para evitar que vuelva a esos niveles, el Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Hacienda y Farmaindustria, la patronal que agrupa a 167 laboratorios farmacéuticos, han prorrogado esta mañana el convenio de colaboración que suscriben desde 2015 y que ha permitido evitar que la inversión pública en medicamentos se dispare. El texto establece que el gasto en medicamentos innovadores (aquí quedan fuera los fármacos genéricos) no podrá crecer más que el PIB en 2018. La previsión oficial del Ejecutivo es que este crecerá un 2,3% del PIB, aunque el propio presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha dejado la puerta abierta a futuras revisiones al alza siempre y cuando la tensión por el conflicto independentista en Cataluña pierda fuerza. En caso de que el gasto en fármacos innovadores supere al PIB, la industria estará obligada a compensar al Estado. "El convenio que hoy renovamos nos obliga a que el gasto público en medicamentos originales no crezca más de lo que lo hace la economía del país; si lo hace, la industria deberá devolver la diferencia", subrayó Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria, tras la firma del acuerdo. El pago no se realizaría en metálico, si no que se haría a través de un incremento de las inversiones en I+D, apunta fuentes de la patronal. Fue el propio Acebillo el que recordó que solo en 2016, el gasto de la industria farmacéutica en I+D creció un 8% hasta los 1.100 millones y que se realizaron 4.300 nuevas contrataciones "correspondiendo uno de cada tres contratos a jóvenes y siendo más de un 90% de ellos indefinido". 

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, subrayó la importancia de este mecanismo de "autorregulación" entre la administración y la empresa y animó al resto de proveedores sanitarios, en alusión a las empresas ligadas a la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria y a la patronal de genéricos Aeseg, a que también se adhieran a este mecanismo. Montoro recalcó que España cumplirá con los objetivos de déficit al cierre de 2017 y avanzó que los nuevos recursos de la financiación autonómica, que se formalizarán en las negociaciones previstas en el primer trimestre de 2018, "deberán destinarse a educación, sanidad y protección social", frente a lo que se ha hecho en los anteriores ejercicios. El titular de Hacienda recordó que el Estado ha prestado 60.000 millones de euros desde 2012 a las comunidades para liquidar la deuda comercial con sus proveedores (entre ellos los sanitarios) y 9.000 millones para el mismo fin con las oficinas de farmacia.

Disputa con las autonomías

Acceso al FLA. Las diez comunidades autónomas que se adhirieron al Fondo de Liquidez Autonómica en 2017 (Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Extremadura) se han visto obligadas a suscribir el acuerdo de contención del gasto firmado por Hacienda y Farmaindustria.

Genéricos. Hacienda recalca que el acuerdo también se ha ofrecido a Aeseg, la patronal de fabricantes de genéricos, y a Fenin (la de los fabricantes de tecnología sanitaria), que por ahora no han querido adherirse al convenio. “Espero que lo hagan cuanto antes”, precisó Montoro, tratando de desmontar las acusaciones de algunas autonomías de beneficiar a la industria farmacéutica frente a los fabricantes de genéricos.

Normas