La industria farmacéutica alcanza su récord en inversión en I+D

Los recursos destinados a investigación suben un 8%, hasta los 1.085 millones

Farmaindustria destaca este alza en un contexto "de contención del gasto público"

Instalación del laboratorio Novo Nordisk.
Instalación del laboratorio Novo Nordisk.

La inversión en investigación y desarrollo de la industria farmacéutica asentada en España alcanzó en 2016 su récord. La patronal Farmaindustria publica este jueves los datos de estos laboratorios en los que recoge que los recursos destinados a la I+D crecieron un 8% el pasado año, lo que supone el mayor incremento desde el año 2008, cuando comenzó la crisis económica. El aumento confirma la tendencia positiva tras los incrementos registrados en 2014 (2,4%) y 2015 (5,7%), y consolida a la industria farmacéutica como el sector líder en I+D industrial, ya que representa el 21% del total.

"Este aumento de las inversiones, además, se está llevando a cabo dentro del marco de contención del gasto público en medicamentos derivado del convenio de colaboración suscrito por Farmaindustria con el Gobierno con el objetivo común de garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud", señala la patronal en un comunicado.

El incremento de la inversión en I+D se debe, casi en su totalidad, al aumento de los fondos que las compañías han dedicado a proyectos de investigación desarrollados en colaboración con hospitales públicos y privados y centros de investigación, lo que se conoce como extramuros, capítulo que creció un 18% durante el ejercicio pasado hasta alcanzar los 492 millones de euros (el 45% del total), mientras que la inversión intramuros se mantuvo estable (apenas creció un 0,7%). Así se recoge en los resultados de la Encuesta sobre Actividades de I+D que elabora cada año Farmaindustria.

"Esta fuerte apuesta hace de la industria farmacéutica el principal dinamizador del tejido investigador en España, además de consolidar un sólido marco de colaboración público-privada", se apunta desde la asociación empresarial.

Más de la mitad de de los recursos (577 millones) se dedicaron a realizar ensayos clínicos, es decir, las investigaciones que los laboratorios realizan para testar fármacos en colaboración con hospitales y médicos.

La encuesta arroja también resultados sobre la evolución del empleo en el ámbito de la I+D farmacéutica. El sector empleó a 4.402 personas en tareas de investigación y desarrollo, lo que representa un incremento del 3,4%, "un dato que confirma la senda positiva iniciada en 2015 tras cinco años consecutivos de caídas".

"Además, no sólo se han generado más empleos, sino que éstos corresponden a puestos de mayor cualificación, hasta el punto de que el 86,3% de los profesionales dedicados a I+D son titulados superiores (licenciados y doctores), frente al 73,6% de hace diez años", apunta el comunicado.

"Los resultados de la encuesta demuestran la verdadera magnitud de la apuesta de la industria farmacéutica innovadora por fomentar en España la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, así como el empleo de calidad en este ámbito", explica Humberto Arnés, director general de Farmaindustria. "Gracias a este esfuerzo de las compañías, que de poco serviría sin la colaboración de los profesionales del Sistema Nacional de Salud y sin el apoyo de las Administraciones sanitarias, hemos logrado entre todos situar a España como uno de los países de Europa que reúne mejores condiciones para albergar investigación clínica, algo esencial para atraer inversiones y facilitar el acceso temprano de los pacientes a las nuevas terapias", añade.

Normas