BBVA firma la venta de la filial chilena tras la luz verde de los minoritarios

La familia Said, con el 31,6% actual, invertirá otros 420 para mantenerse en el nuevo grupo fusionado con un 25%

La operación supondrá plusvalías de 640 millones para la firma española

bbva
Francisco González y Carlos Torres, presidente y consejero delegado de BBVA.

BBVA ha firmado el acuerdo la venta de su participación del 68,19% en su filial chilena a The Bank of Nova Scotia (Scotiabank) tras renunciar la familia Said, tenedora del 31,62% de BBVA Chile, a su derecho de adquisición preferente de la operación, tal y como ha informado el banco hoy a la CNMV. La operación está valorada en 1.850 millones de euros y, sujeta a las autorizaciones regulatorias correspondientes, está previsto que su cierre se produzca en el segundo semestre de 2018.

En este escenario, señala Scotiabank, y si la operación se cierra, tendrá un impacto en la ratio de solvencia Common Equity Tier 1 de Scotiabank de 90  puntos básicos. Si finalmente los Said acuden a la oferta, el impacto sería de 135 puntos básicos. 

El banco informó el pasado 28 de noviembre de que había recibido una oferta vinculante de Scotiabank, que ya había mostrado su interés por la división chilena durante el verano. La venta generará una plusvalía neta para BBVA de aproximadamente 640 millones de euros y un impacto positivo estimado en el Common Equity Tier 1 ('fully loaded') del grupo de aproximadamente 50 puntos básicos.

La firma del acuerdo dependía del pacto de accionistas con la familia Said. BBVA les comunicó el acuerdo con Scotiabank para que, en su caso y si así lo deseaba, ejercitaran el derecho de tanteo y adquiriera las acciones. A7unque ha renunciado a este derecho de adquisición preferente, la  familia "mantienen su derecho a acudir a la oferta y vender parte o todas sus acciones en la oferta", según ha indicado Scotiabank. Es decir, la familia podrá vender las acciones los mismos términos que los ofrecidos por Scotiabank.

Sin embargo, la familia Said "ha indicado su intención de mantenerse potencialmente en el negocio". Si esto ocurre, invertirá hasta 500 millones de dólares (421 millones de euros) para controlar hasta el 25% del nuevo grupo, cuando Scotiabank y BBVA Chile se fusionen. 

Con la renuncia de la familia Said a ejercitar dichos derechos, BBVA ha procedido a aceptar la oferta lanzada por Scotiabank y ha suscrito el acuerdo de venta. Éste no incluye la actividad de financiación de vehículos del Grupo Forum, que continuará siendo propiedad al 100% de BBVA.

"Esta es una operación positiva para el mercado chileno y es una oferta muy atractiva financieramente para BBVA", resaltó el pasado 28 de noviembre el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila.

La oferta valora BBVA Chile y actividades relacionadas en más de dos veces el valor en libros y en torno a 20 veces el beneficio. Scotiabank deberá llevar a cabo una oferta pública de adquisición (OPA) sobre la totalidad de las acciones de BBVA Chile.

Normas