Turismo

Los hoteleros prevén un record de llegadas para Semana Santa

La ocupación superará el 90% en Baleares, Canarias y Andalucía

Las reservas de extranjeros crecen un 8% antes del verano

Los hoteleros prevén una Semana Santa histórica. Tras un año récord en la llegada de turistas extranjeros (75,6 millones) y un primer trimestre en el que el turismo nacional se ha recuperado con fuerza, tanto en viajes como en pernoctaciones, las estimaciones de la industria apuntan a una Semana Santa con una ocupación superior a la del año que viene. Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), apuntó que los primeros datos que han enviado los hoteles apuntan a que el segundo trimestre (las empresas consideran que la Semana Santa tendrá continuidad hasta el inicio del verano) se van a producir incrementos tanto entre los turistas extranjeros como los nacionales, lo que calificó como una buena noticia para romper la estacionalidad del turismo, que lleva a que se concentren las llegadas en los meses de verano.

Molas avanzó que los niveles de ocupación para Semana Santa se sitúan ya por encima del 90% en destinos como Andalucía, Costa del Sol y ciudades de tradición religiosa, en gran medida por el tirón del turismo nacional, el que más viaja en esas fechas. Para los tres meses siguientes, el presidente de los hoteleros destacó que las reservas de los tres grandes mercados extranjeros (Reino Unido, Francia y Alemania) para el trimestre anterior al verano han subido una media del 8%.

El presidente de los hoteleros advirtió del impacto que puede tener en la actividad turística un bréxit duro, en la medida que Reino Unido es el mayor emisor de viajeros a España, con un 23,4% del total. Las previsiones que manejan para este año es que el número de asientos reservados en aviones llegue este año a 24,6 millones, lo que supondría 1,4 millones más que en 2016. Por todo ello exigió al Ejecutivo español que se implique en la negociación entre la UE y el Ejecutivo británico “con inteligencia y voluntad” para evitar que el peso de Reino Unido se diluya.

Normas