Tribuna

Renovables, el gran desafío

La empresa privada esta incluyendo activamente en su agenda el tema de las energías renovables, gestando un vigoroso mercado. Y urge, porque 2016 fue el año más caliente desde que se llevan registros de la temperatura de la Tierra. Superó a 2015, que había sido el más caliente previamente, y había superado al récord alcanzado en 2014. Tres años sucesivos de calentamiento global en ascenso a las más altas cifras. Es la primera vez que esto sucede. En el centro del calentamiento están las cifras inéditas de dióxido de carbono y otros gases contaminantes.

Según los organismos especializados, el Ártico se derrite cada vez más rápidamente, y en África se registraron sequías sin precedentes que afectaron la subsistencia de millones de personas, produciendo grandes hambrunas. Se estima que el exceso de calor va en parte a los océanos y es responsable de un tercio del aumento de su altura, causante de ciclones, huracanes e inundaciones, y que comienza a poner en peligro poblaciones costeras significativas. Por otro lado, avanza el deterioro de los corales y especies marinas enteras están en riesgo.

La responsabilidad de las empresas privadas frente al “gemido silencioso de la tierra”, como lo llamó el papa Francisco, fue tema central en Davos.

Aparecen nuevas tendencias relevantes:

Hay conciencia creciente de que la situación puede producir pérdidas económicas sin parangón y que los plazos se acortan. Nature estima que aunque se logre que el calentamiento no sobrepase la meta de los dos grados, puede destruir 1,7 billones de activos financieros.

Aumenta el interés por el nuevo mercado de energías renovables como desafío empresarial. Representando el debate de 62 altos ejecutivos en Davos, Paul Polman, presidente de Unilever, enfatizó que este mercado “es una historia muy conveniente para la creación de trabajos y el crecimiento económico que beneficia a todos”.

Las inversiones en este campo se expanden en alianzas encabezadas por empresarios punteros, como Elon Musk, Bill Gates y otros. La Alianza Internacional Solar reúne ya a 120 países y está buscando un billón de dólares para invertir en energía solar.

La Agencia Internacional de Energía estima que las renovables son la fuente de energía que más rápido crecerá hasta 2021 y que representará para entonces el 30% de toda la energía producida.

Como se subrayó en Davos, los esfuerzos de la empresa privada por las renovables deberían acelerarse porque “no tenemos tiempo”.

 Asesor internacional

Normas