Numerosas cuentas están a nombre de españoles

Catalá: Hacienda investigará los papeles de Panamá

Imagen del edificio donde tiene su sede el despacho de abogados panameño de donde ha partido la lista de cuentas.
Imagen del edificio donde tiene su sede el despacho de abogados panameño de donde ha partido la lista de cuentas. REUTERS

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha dicho hoy que Hacienda identificará si la situación de las sociedades opacas, divulgadas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación en los denominados “papeles de Panamá”, es legal o incumple alguna norma tributaria.

“La Agencia Tributaria, como hace con todos los contribuyentes españoles, identificará si la situación es legal, regular o si se está incumpliendo alguna norma tributaria en España”, ha señalado el ministro a los medios tras inaugurar unas jornadas sobre la seguridad de las inversiones en Iberoamérica.

Así se ha manifestado Catalá al ser preguntado sobre los denominados “papeles de Panamá”, que relacionan a cientos de españoles -entre ellos Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos, el director de cine Pedro Almodóvar y su hermano, o miembros de la familia Domecq- con esas cuentas opacas. El presidente argentino, Mauricio Macri, el futbolista Lionel Messi, el padre del primer ministro david Cameron o personas ligadas al presidente de China, Xi Jinping, o a Vladimir Putin, también aparecen en los papeles. 

En total, hasta 140 políticos y funcionarios de todo el planeta -entre ellos 12 antiguos y actuales líderes mundiales- se ven salpicados por los documentos, que revelan la creación de paraísos fiscales para que políticos, celebridades y personajes reconocidos gestionaran su patrimonio.

Bautizada como “Los papeles de Panamá”, la investigación revela cómo socios del presidente ruso, Vladímir Putin, gestionaron en secreto hasta 2.000 millones de dólares a través de bancos y sociedades fantasma. Los documentos desvelan movimientos de empresas “offshore” vinculadas a la familia del presidente chino, Xi Jinping, al mandatario de Ucrania, Petró Poroshenko, y al difunto padre del primer ministro británico, David Cameron.

En el caso de Islandia, los documentos muestran los lazos del primer ministro Sigmundur Davíd Gunnlaugsson y su esposa con sociedades anónimas en el extranjero durante la crisis financiera que vivió ese país.

Catalá ha explicado que tener constituida una sociedad en un estado extranjero no es un delito, ya que puede estar “perfectamente regularizada y tener todos sus asuntos al día”. “Por tanto, no hay que dar por supuesto que sea una irregularidad”, ha añadido.

“Ahora bien, si utilizando ese vehículo se incumplen obligaciones fiscales, tiene una responsabilidad”, por lo que lo importante es saber si esas sociedades residenciadas en Panamá con titularidad española están cumpliendo o no sus obligaciones fiscales.

Numerosos Gobiernos, como los de Reino Unido, Francia o Australia, han anunciado ya que investigarán la información contenida en esta masiva filtración de documentos. La filtración incluye 11,5 millones de documentos de casi cuatro décadas del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales y patrimonios, con información de más de 214.000 empresas “offshore” (opacas) en más de 200 países y territorios.

Asimismo, más de 500 bancos y sus subsidiarias, entre ellos HSBC o UBS, han impulsado la creación de empresas en paraísos fiscales y han establecido más de 15.000 compañías de este tipo para sus clientes a través de Mossack Fonseca, de acuerdo con la investigación. Nacido en 1977, el Grupo Mossack Fonseca, “con oficinas en cada continente”, según su portal web, se especializa en gestión patrimonial, fiscal, estructuras internacionales y derecho comercial. Ofrece sus servicios en las jurisdicciones de Reino Unido, Malta, Hong Kong, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Anguila Británica, Seychelles, Samoa, Nevada y Wyoming (Estados Unidos), y Panamá.