Los sindicatos califican el Presupuesto de 2016 de “conformista”

El ahorro en desempleo permite subir un 1% a los funcionarios

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. EFEArchivo
El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. EFE/Archivo EFE

Mañana viernes el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio y, tal y como marca la tradición, ayer tocaba presentar las grandes líneas de esas cuentas a los sindicatos mayoritarios, después de que el martes fuese el turno de la patronal CEOE. Los secretarios generales de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, explicaron tras la reunión mantenida con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que todo apunta a que las cuentas incluirán un alza del sueldo para los empleados públicos del 1%.

Montoro no se lo trasladó de forma explícita, como tampoco les comunicó cuál será la subida de las pensiones para el próximo año. Lo que sí les confirmó es la decisión de reducir un año más la partida de gasto en prestaciones por desempleo ante las mejores perspectivas de creación de puestos de trabajo.

Tampoco fue desvelado a cuánto ascenderá el ahorro que obtendrá el Estado por esa reducción del seguro de paro. Lo que sí está claro es que esa circunstancia, amén de otras inconfesables, es una de las que ha posibilitado que se pueda poner fin a la congelación salarial de los empleados públicos, vigente desde 2011 después de que en 2010 el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero decretara una reducción del 5% en sus retribuciones.

En ese diálogo de pistas por el que transcurrió el encuentro, Méndez relató que Montoro les había trasladado su voluntad de “alinear” la recuperación de las retribuciones de los funcionarios con los compromisos salariales en la negociación colectiva fijados para el periodo 2015-2017. Sin embargo, Méndez recordó que “la referencia (de subida salarial) para 2016 es de un incremento hasta el 1,5% y no del 1%”. “El Gobierno está alineando el objetivo de 2015 a 2016”, matizó.

Así pues, todo queda a la espera de que hoy se reúna la Mesa General de negociación de la Función Pública en la que previsiblemente se confirmará esa cuantía del 1% para los salarios de los funcionarios el año que viene.

Además, de esa reunión las organizaciones sindicales esperan que quede acordado un compromiso del Ejecutivo para devolver el 75% restante de la paga extra suprimida en 2012, la restitución de los días de libre disposición y antigüedad que también fueron suspendidos y un primer acuerdo sobre la oferta pública de empleo (OPE) para el próximo ejercicio. Fuentes de la negociación explicaron que en este apartado prevén que el Gobierno acepte la sustitución del 100% de las bajas que se produzcan en los considerados sectores prioritarios de la Administración.

Los líderes sindicales explicaron que hicieron entrega al ministro de Hacienda de un documento con sus propuestas. Y es que a pesar de los escasos datos que les fueron facilitados sobre las cuentas del próximo año, ambos dirigentes coincidieron en que las cuentas para el año que viene siguen centrándose en el recorte del déficit y no en lo que, a su juicio, son los dos objetivos que deberían perseguir: la reducción del paro y la pobreza.

En este sentido, pusieron como ejemplo que contendrán una nueva reducción de la partida destina a las prestaciones por desempleo, ante la previsión de que “el paro se reduzca en unas 600.000 personas”. Estas cifras sirvieron a Toxo para tildar los Presupuestos de “conformistas” y para pedir una mejora del sistema de protección por desempleo.

Además, frente a la intención del Gobierno de utilizar los márgenes presupuestarios para reducir impuestos y la introducción de mayor rigor en el gasto, los sindicatos han criticado que no se incluya una partida para poner en marcha una renta mínima garantizada para personas sin ingresos que, en su opinión, debería tener un alcance del 1% del PIB, dentro de un plan de choque contra la pobreza.

Los sindicatos también echan en falta mayores inversiones en infraestructuras y mayor gasto en educación, servicios sociales o dependencia para impulsar el empleo. Por último, el sindicato CSI-F anunció ayer que el presupuesto de la mutualidad de funcionarios del Estado, Muface, ascenderá el año que viene a 1.672 millones, lo que supone un incremento del 3,65% (59 millones más) respecto a las cifras de 2015.

Más ingresos para la Seguridad Social

Los líderes sindicales mostraron su preocupación por la situación de tesorería de la Seguridad Social. “Está sometida a una tensión de la que se va a resentir muy seriamente si no se corrigen algunas cosas”, señaló el líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo.

Para poder afrontar mayores subidas en pensiones, propuso solventar los problemas de ingresos que arrastra y que, en su opinión, se deben a unos bajos ingresos por cotizaciones, derivados de la precariedad del empleo, y al uso “indiscriminado” de las tarifas planas puestas en marcha por el Gobierno para crear puestos de trabajo. Así, señaló que es preciso adoptar “medidas puente” para transitar hacia la salida de la crisis, “que pasa, se diga lo que se diga, por un incremento de las cotizaciones empresariales” y por un cambio en la estructura de ingresos de la Seguridad Social.

Normas