Admite parcialmente el recurso de apelación de los afectados y rechaza el del FROB

La Audiencia rebaja de 800 a 34 millones la fianza por la OPS de Bankia

La decisión supondrá la devolución de 766 millones a BFA-Bankia.

Se establece fianza solo por los afectados que demandaron directamente y no por todos.

La decisión rebaja la presión sobre el patrimonio de Rato.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha decidido rebajar hoy de 800 a 34 millones de euros la fianza que el juez instructor Fernando Andreu había impuesto solidariamente por el proceso de salida a Bolsa de Bankia a esta entidad, su matriz BFA, su expresidente Rodrigo Rato y otros tres exmiembros de la cúpula de la entidad.

La decisión supone estimar parcialmente los recursos de apelación impuestos por los distintos afectados, y asumir que solo se debe imponer fianza por el posible daño causado a los accionistas de la entidad que se han personado en la causa (y que invirtieron esos 34 millones de euros). Se rechaza así cubrir una potencial indemnización a todos los particulares que acudieron al salto al parqué de Bankia, que es lo que motivó la cifra inicial de 800 millones.

La Audiencia ha rechazado, sin embargo, el recurso que también impuso a esta medida cautelar el FROB, personado como acusación, porque no considera que tenga potestad para solicitar la retirada de la medida cautelar decidida por el juez.

¿Por qué se limita la fianza ahora a 34 millones?

El pasado viernes 13 de febrero, el juez instructor del caso Bankia dicto un auto en el que establecía una fianza de 800 millones de euros a la entidad, su matriz, BFA, y los cuatro principales exdirectivos a los que consideraba responsables de la decisión: el expresidente Rodrigo Rato, el exconsejero delegado Francisco Verdú, así como los exdirectivos José Manuel Olivas y José Manuel Fernández Norniella.

La cifra, que fue presentada por el juez como “proporcionada, adecuada y justificada” suponía unir “una tercera parte de la suma invertida por los accionistas minoristas, siendo esta de 1.800 millones de euros” más un tercio de esta cantidad, lo que arrojaba los 800 millones de euros.

Dentro de la tesis de Andreu de que se daban “indicios de criminalidad” en la causa ante la publicación de datos que no se correspondían con la realidad, tal y como aseveraron los peritos judiciales, para respaldar la salida a Bolsa, el fraude podría haberse ocasionado contra todos los particulares que adquirieron acciones.

La medida, en todo caso, había sido reclamada por un conjunto de accionistas personados en la causa cuyo perjuicio suma un total de unos 34 millones de euros. Es esta cifra la que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ha considerado prudente aplicar como fianza, si bien el argumentario detalaldo de la Sala aún no ha sido hecho público.

Tanto el juez instructor como la Sala de la Audiencia entienden, en todo caso, que la medida cautelar debe imponerse para cubrir solo a los particulares que acudieron a la salida a Bolsa, sin incluir por tanto a los accionistas institucionales. Entre todos, la inversión total en la salida a Bolsa de Bankia fue de 3.092 millones.

Los accionistas personados en la causa reclamaron, de hecho, que los imputados asumieran una fianza de 4.000 millones de euros, resultado de sumar la inversión total en la salida a Bolsa más el tercio adicional que recoge la ley.

Esta deliberación supondrá la devolución de 766 millones a BFA-Bankia, que inicialmente cubrieron toda la fianza para solicitar para evitar el embargo judicial y después reclamaron a los otros cuatro imputados que le abonaran el pago de su parte correspondiente. 

De esta forma, la decisión de la Sala de lo Penal de la Audiencia supone rebajar también la presión sobre el patrimonio de Rato, al que, previsiblemente en los próximos días, Bankia le reclame judicialmente el pago de 5,6 millones de euros frente a los 133 millones que se le iban a solicitar con la anterior fianza.

Esa misma cuantía se le reclamará también por esta vía a los otros tres imputados a los que Andreu impuso la fianza solidariamente, el exconsejero delegado Francisco Verdú, y los exdirectivos José Luis Olivas y José Manuel Fernández Norniella.

"Bankia no va a ser la única que se haga cargo de la fianza", aseveraba recientemente el presidente de la entidad financiera, José Ignacio Goirigolzarri, avanzando que se hará lo que sea necesario para recuperar el dinero de la fianza que no les corresponde.

La decisión de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional supone un cierto varapalo a la instrucción que está llevando a cabo el juez Fernando Andreu, partidario de bloquear ya un tercio del monto que supondría indemnizar a todos los particulares que adquirieron acciones en la OPS de Bankia.

La Sala, sin embargo, concuerda con el juez en la necesidad de imponer esta medida cautelar, que podría haber rechazado totalmente como así habían solicitado los distintos afectados y el FROB. Se limitan a rebajarla al volumen que ha sido reclamado directamente por los particulares personados en la causa.

Andreu venía señalando en estos últimos días, además, la necesidad de imponer esta fianza por el riesgo de "ocultación" patrimonial en el que podrían incurrir los cuatro particulares a los que se les había solicitado.

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, está siendo investigado estos días por la Fiscalía Anticorrupción por supuestos delitos entre los que se encuentran el blanqueo de capitales así como el alzamiento de bienes, lo que apunta a que el también exvicepresidente económico del Gobierno podría haber estado ocultando parte de su patrimonio para evitar las fianzas judiciales que se le vienen imponiendo.

Rato ya tuvo que afrontar una fianza de tres millones de euros impuesta por la causa separada de las tarjetas black. Para lograr impedirla, Rato presentó un aval concedido por un primo suyo a través de Banco Sabadell.

Un día después de encajar aquella medida cautelar, el también exresponsable del Fondo Monetario Internacional viajó a Suiza, motivo por el que UPyD ha solicitado al juez que retiren el pasaporte a Rodrigo Rato.

Normas
Entra en El País para participar