Burbujas y otros problemas del mundo opulento

Burbujas y otros problemas del mundo opulento

Burbuja en el mercado de bonos. En la Bolsa. En China, sin duda. En las startups de internet. Cómo olvidar los bitcoins. Apurando mucho, burbuja de ginebras y tónicas. Burbuja de restaurantes creativos. ¿De verdad vivimos tantas burbujas? ¿O son ganas de turno de ser más listo que el de al lado?

La burbuja en el mercado de bonos existiría (detectar burbujas a priori tiene algo del gato de Schrödinger) bajo el argumento de que hay tipos negativos o cercanos a cero en muchos activos de deuda de referencia, valoración no sostenida por los fundamentales sino por la . [Recordemos que los tipos de interés bajos son solo el reflejo de precios altos: los inversores compran bonos a precios cada vez más altos; como el pago periódico del interés es fijo, la rentabilidad obtenida por quienes compran caro desciende].

Robert Schiller no solo es premio Nobel de economía, también advirtió de los cracs en el mercado de renta variable en 2000 y en el inmobiliario a partir de 2005. En febrero pasado señaló las preocupantes señales que emite el mercado de bonos.

Pero no son solo los bonos (quien quiera, tiene aquí o aquí alguna entrada al respecto). Las burbujas están de moda: el comentarista de Bloomberg Justin Fox se ha tomado la molestia de explicar qué es una burbuja en cinco pequeños pasos para, a continuación, relatar las burbujas que han sido avistadas últimamente:

  • Bitcoin
  1. Bonos
  2. Startups tecnológicas (no cotizadas)
  3. Haburguesas
  4. Zapatos de lujo
  5. Empresas ligadas a la emisiónd e CO2
  6. Cupcakes

La burbuja de burbujas, como dice Fox, está apenas empezando a inflarse. No solo es que los tipos de interés de los bancos centrales estén a cero; la salida de la crisis ha demostrado ser particularmente cómoda para los altos patrimonios, esos que no saben muy bien qué hacer con su dinero. Algo normal, por otra parte, cuando se arregla una crisis de demanda con políticas de oferta y dinero barato.

Esta historia de Newsweek ilustra la economía de este 2015 a través del pujante mercado de los apartamentos de lujo en las grandes ciudades: Nueva York, Londres, Shanghai, Singapur San Francisco… El tipo de cliente al que, presumo, va dirigido este tipo de anuncios:

>

Si quieren algo más sobre el asequible sector inmobiliario londinense, aquí tienen un bonito mapa con precios de casas en Londres, tomado de aquí. Cuanto más rojo, más caro (el máximo implica precios por encima de dos millones de libras).

Ya ven ustedes, el exceso de dinero resulta que es un problema. Para algunos, claro.

Bienvenidos a 2015.

Comentarios

Una condonación de deuda para las personas que no las pueden hacer frente (ya que tuvieron que comprar sus viviendas infladas de precio) y un apoyo a la redistribución de renta desinflaría las burbujas de "postín" y pondría en marcha la economía sostenible de fondo.Esto, aunque sería conveniente realizarlo globalmente, es viable como país individualmente. Tengamos en cuenta que para la economía 2 + 2 no tiene porqué ser = 4, es más, casi nunca lo es.
Normas