El folleto estará listo este mes

OPV de Cellnex: dividendo del 20% de su liquidez para atraer socios

Tobías Martínez Gimeno, consejero delegado de Cellnex.
Tobías Martínez Gimeno, consejero delegado de Cellnex.

Abertis prepara la colocación de hasta el 60,5% de su filial Cellnex con una valoración de más de 3.000 millones de euros. La compañía espera tener listo el folleto para salir a Bolsa este mes y promete que repartirá de forma inmediata un dividendo equivalente al 20% su flujo de caja libre de 2015.

La segunda mayor salida a Bolsa de 2015 calienta motores con el objetivo de tener el visto bueno de la CNMV a finales de abril. Cellnex–antigua Abertis Telecom– ya está en pleno proceso de convencer con argumentos a los grandes inversores, nacionales y especialmente extranjeros, para que reserven dinero para su colocación. Abertis sacará a Bolsa hasta el 60,5% del capital de su filial de telecomunicaciones, a la que valora en más de 3.000 millones de euros.

“El contexto de mercado es excelente, y los primeros contactos de los bancos colocadores –coordinados por Morgan Stanley, Goldman Sachs y CaixaBank– con los potenciales accionistas apuntan a una valoración en la parte alta de la horquilla, que se situará en el entorno de los 3.500 millones”, indican fuentes financieras. La compañía se vende como una historia de crecimiento con una atractiva rentabilidad por dividendo. En un documento del departamento de relaciones con inversores, Cellnex anticipa que abonará un dividendo con cargo a los resultados del primer semestre de 2015 de al menos el 20% de su flujo de caja libre una vez atendidos sus compromisos financieros (levered free cash flow, en la jerga). En otras palabras, repartirá una quinta parte de la liquidez que obtenga, que se situó el año pasado en 152 millones de euros. Es decir, el importe en dividendos hubiera ascendido a más de 30 millones. Respecto al beneficio neto de 2014, el pay out (porcentaje destinado a retribuir a los accionistas) se situaría en un 52%, pues el año pasado Cellnex ganó 57,5 millones de euros.

En todo caso, los ingresos del presente ejercicio, y el resto de las líneas de la cuenta de resultados, se dispararán a medida que avance el proceso de integración de las compras que la filial de Abertis ha ido realizando. La más importante, la de 7.690 torres de telecomunicaciones en Italia por unos 700 millones de euros, sumará unos 200 millones de facturación. Esta adquisición se anunció a finales de febrero y se cerrará este mes. Otras operaciones añadirán alrededor de 40 millones.

De acuerdo a los márgenes de la compañía del año pasado, estos ingresos, que no incluyen en cuenta el crecimiento orgánico, implicarían un flujo libre de caja una vez pagados los intereses de la deuda de alrededor de alrededor de 240 millones de euros. En 2014, convirtió en flujo de caja libre aproximadamente el 35% de su facturación. Ese porcentaje implicaría un dividendo con cargo a los beneficios del presente ejercicio de cerca de 50 millones de euros.

Así, para una capitalización de 3.000 millones de euros, la rentabilidad por dividendo de Cellnex quedaría en el entorno del 1,7%. Eso sí, fuentes financieras señalan que la cuenta de resultados no será completamente estable hasta 2016. En ese año, las adquisiciones de los últimos tiempos estarán consolidadas y se habrá determinado el efecto de la previsible concesión de cinco nuevos canales de televisión digital a finales del presente año, tras la retirada de nueve en 2014.

La compañía reconoce que tiene acuerdos con los bancos sobre el cumplimiento de diversos ratios de endeudamiento y limitaciones en el reparto de dividendos (covenants), pero anticipa que cumplirá con los requisitos para remunerar a sus socios en este ejercicio. A cierre de febrero, su deuda financiera bruta era de 573 millones. La filial de Abertis se ha comprometido a que su deuda financiera neta –deuda bruta menos liquidez (de unos 200 millones en febrero)– entre su beneficio bruto de explotación (ebitda) ajustado sea inferior a 4,25 veces para poder dar dividendos. Cellnex asegura que dejará esta ratio en cuatro veces en 2015, por lo que tiene margen para retribuir a sus accionistas. Una de las ventajas de Cellnex, según los expertos, es su baja necesidad de inversiones de mantenimiento (capex), que a medio plazo será del 3% de las ventas.

Salida al mercado de deuda

Todavía tiene que cerrar los últimos flecos de la adquisición de Galata –su red en Italia–, pero el año pasado pagó un interés medio por su deuda del 1,16%. Entonces, contaba con 446 millones de euros de pasivo bruto, y una liquidez de 91 millones. En febrero, sin incluir la deuda para cerrar la compra de las torres en Italia, tenía unos compromisos netos de 375 millones de euros. Habrá de sumar 300 millones de una línea de crédito al 1,5% y otros 300 millones al 2% para cerrar la compra de Galata. Fuentes financieras anticipan que con la salida a Bolsa procederá a una reordenación de sus fuentes de financiación y acudirá al mercado de deuda.

Normas