A la caída del crudo se suma el QE y las elecciones griegas
En la imagen, la Bolsa de Madrid.
En la imagen, la Bolsa de Madrid. EFE

Valores para sortear un escenario volátil

Ya lo advertían las casas de análisis en las presentaciones para 2015. Este año la volatilidad va a ser la norma que rija el comportamiento de los mercados, algo que ya se ha dejado sentir en las primeras semanas del ejercicio. Solo basta con echar un vistazo a lo sucedido en elIbex 35 a lo largo de esta semana. El selectivo ha pasado del rojo al verde y viceversa en cuestión de minutos. Y es que como señalan los expertos son varios los motivos que contribuyen a la incertidumbre. En primer lugar, y tal y como indican desde la Eafi Didendum, la elevada inestabilidad se debe a problemas heredados de 2014 que todavía están pendientes de solución. Uno de ellos, es la caída del precio del crudo, que ya retrocede un 57% desde junio de 2014 hasta los 49,47 dólares, niveles de abril de 2009. A esto se suman los temores a un nueva recesión en la zona euro y el peligro de la deflación y la convocatoria de las elecciones griegas, para las que Syriza parte como favorita con su propuesta de renegociación de la ingente deuda griega. Completa el puzzle la expectativa de que el BCE activará muy en breve, tan pronto como el próximo sábado, un ambicioso plan de compra de deuda, verdadera tabla de salvación a la que se agarran desde hace meses los inversores.En este escenario, los analistas recomiendan valores con exposición al dólar así como deuda corporativa y gubernamental periférica con vencimientos superiores a los cinco años.

1. Ante el QE de Draghi: Banca y cotizadas muy endeudadas

Valores para sortear un escenario volátil

Día a día, la posibilidad de que el BCE anuncie un programa de compra de deuda en la reunión del día 22 cobra fuerza. A las filtraciones de la semana pasada se suma el visto bueno del Tribunal de UE al plan para la adquisición de deuda pública y las declaraciones de Mario Draghi en las que afirma que el organismo está listo. Con estos hechos como telón de fondo, el mercado descuenta abiertamente una intervención del BCE para apoyar la recuperación económica de la zona euro y escapar al fantasma de la deflación.

De confirmarse el próximo jueves, las cotizadas que mejor comportamiento podrían registrar son aquellas “que esperan financiación o que tienen pensado captar capitales en el medio plazo” para efectuar nuevos proyectos así como las “ fuertemente apalancadas que se beneficiarían de las nuevas condiciones para la renegociación de su deuda”, tal y como señala Rodrigo García, de XTB. El sector constructor sería una de las apuestas preferidas, unido al bancario que tras la realización de los test de estrés, la progresiva recuperación y un entorno de tipos bajos contribuirían a un aumento de las rentabilidades.

En banca, uno de los valores que más se repiten es BBVA. Adrián Pernas, de DCM Asesores, destaca la diversidad geográfica de su negocio, su exposición al dólar y su orientación a mercados de alto crecimiento como uno de los catalizadores. A ello se sumaría el hecho de que la entidad se sitúa a la cabeza de la eurozona por rentabilidad financieray eficiencia. Otros como Jorge Velasco, director de gestión patrimonial de Mirabaud eligen a Santander. La mala evolución (-10,6%) sufrida tras anunciar la ampliación la convierten en una oportunidad.

Siguiendo con el financiero, los analistas también se decantan por la banca doméstica y, dentro de ella, CaixaBank ySabadell juegan un papel destacado de cara al medio plazo, según Alfonso de Gregorio, director de estrategia de Gesconsult. Ambas entidades cuentan con unos ratios de capital por encima de la media, lo que descarta futuras ampliaciones de capital, y unas perspectivas de beneficios para 2015 muy favorables. Para CaixaBank, que en la actualidad cotiza por debajo de su valor en libros, De Gregorio prevé un crecimiento de su beneficio neto del 70% y del 50% para Sabadell. Además, si se confirma la recuperación, la banca debería recogerla en su cotización. A esto habría que añadir el incremento de los márgenes vía crédito y no por medio de las operaciones financieras como el carry trade.

En el sector constructor, las firmas escogen a OHL. Tras caer un 38% desde mediados de junio, ahora podría ser un buen momento para tomar posiciones.Pablo González, consejero delegado de Abaco Capital, considera excesivo el castigo sufrido por su endeudamiento después de comunicar una deuda de 6.500 millones a cierre de septiembre. Para paliarlo, la compañía ha llevado a cabo desinversiones en OHL México y Abertis.Esto, unido a una valoración más ajustada del negocio de la construcción, podría servir de impulso a la acción hasta el entorno de los 28 euros.Otras casas de análisis confían en ACS como activo para sacar partido al QE.

2. Ante la caída del euro: Exportadoras y con exposición al dólar

Valores para sortear un escenario volátil

La rebaja de tipos, las medidas extraordinarias adoptadas por el BCE para impulsar el crecimiento y poner fin a la espiral bajista de precios, en especial la expectativa de QE, así como la fortaleza de la economía americana han traído consigo una depreciación del euro.Desde junio de 2014 la divisas europea cae un 17% y se cambia a 1,15 dólares, niveles de octubre de 2003.

El debilitamiento de la moneda es un revulsivo para las compañías con clara vocación exportadora y que cuentan con una elevada exposición al dólar. Viscofan, Grifols, Telefónica, Inditex o Acerinox son algunos de los valores más significativos.

El departamento de análisis de Banco Madrid considera a Telefónica como un valor atractivo por el momento que atraviesa el sector en Europa. Dentro del proceso de consolidación que viven las telecos, la operadora española es un referente. Además, a diferencia de lo ocurrido en el primer trimestre de 2014, el efecto divisa ya no tiene un impacto tan negativo en sus resultados y los ratios de endeudamiento de la compañía no suponen un problema a medio plazo después de los ajustes realizados en los momentos más duros de la crisis.

Con la mirada puesta en el ciclo económico, una de las compañías que más se repiten en las recomendaciones de los expertos para sortear la inestabilidad de las últimas sesiones es Acerinox. Desde Gesconsult apuntan a su exposición a EE UU, de donde procede aproximadamente el 50% de su ebitda, a la mejora de la actividad en Europa, que contribuirá al ajuste de la oferta y la demanda, y las medidas antidumping aprobadas por Bruselas contra las importaciones de productos procedentes de China y Taiwan como los principales catalizadores.

Después de un comportamiento bastante plano en 2014, los expertos confían en Viscofan para aprovechar la debilidad del euro. Alfonso de Gregorio estima que cierre 2015 con un incremento de su ebitda del 9% y del 12% para su beneficio neto.No obstantes, el experto considera que si la actividad en Europa retoma el vuelo, estos incrementos podrían ser del 16% y 20%, respectivamente. Su posición de liderazgo, con un modelo de negocio generador de caja y su internacionalización son sus fortalezas.
Un caso similar, es de Grifols pero tiene como inconveniente el elevado precio de sus acciones.

Respecto a Inditex, desde DCM Asesores señalan que la caída del euro se ha convertido en un revulsivo para la cotización. Esto unido al crecimiento de las ventas por internet y su solida posición de caja hacen prever que su recorrido alcista no esté agotado.

3. Ante la volatilidad de Grecia: Buscar refugio en el sector energético

Valores para sortear un escenario volátil

El próximo 25 se celebran elecciones en Grecia para elegir Gobierno y todas las encuestas dan como triunfador al partido izquierdista Syriza, defensor de una reestructuración de la deuda griega. Los temores a un impago por parte de Atenas y a la salida de Grecia del euro dispararon las alertas en el mercado de renta fija y variable. Sin embargo, la formación que lidera Alexis Tsipras no plantea la salida de Atenas del euro, que tampoco contemplan ni Berlín ni Bruselas, al tiempo que la renegociación de la deuda helena se ve ya como inevitable.

Los expertos también confían en que Grecia continúe formando parte de la moneda única. No obstante, a la espera de conocer las decisiones del nuevo gobierno, la inestabilidad continuará sobrevolando las plazas europeas. Con la atención puesta en la volatilidad que pueda venir desde Grecia, los analistas apuestan por compañías energéticas de corte defensivo así como por otras tipo Amadeus, IAG, que pueden verse favorecidas además por la caída del precio del crudo.

El actual nivel del oro negro favorece a las empresas de transporte, en especial a las aerolíneas. Desde la Eafi Didendum apuestan por IAG al considerar que forma parte de un sector que se encuentra al alza no solo por el precio del petróleo sino también por la recuperación económica mundial. El único pero que señalan desde la firma son las fuertes revalorizaciones de las que ha sido testigo en los últimos meses tras anunciar una mejora de su previsión de sus resultados para el cierre de 2014. En octubre, cuando comunicó un beneficio de 694 millones hasta septiembre, la compañía fijó como objetivo un beneficio operativo de 1.370 millones para el conjunto de los últimos 12 meses.

Otra compañía muy relacionada con el sector aeronáutico es Amadeus. Firmas como Gesconsult o DCM Asesores opinan que es alternativa adecuada para sortear la volatilidad. “El impacto que supone los actuales precios bajos del crudo sobre las aerolíneas repercute directamente sobre el sector turístico y por ende sobre Amadeus”, señala Adrián Pernas.A esto se une su sólida posición financiera, con un ratio de endeudamiento de una vez el ebitda, y buenas perspectivas de negocio para 2015 con incremento del ebitda y del beneficio neto próximas al 6%.

Dentro del apartado de las utilities Cortal Consors se decanta por Enagás. El fin de la incertidumbre regulatoria después de la reforma gasista aprobada por el Ejecutivo así como los proyectos de internacionalización de la compañía y la atractiva remuneración al accionistas son algunos de los ejes que pueden impulsar a la compañía que ya en 2014 se revalorizó un 45%. La lista la cierran Red Eléctrica e Iberdrola, otras dos empresas que han despejado las dudas después de la regulación energética. Iberdorla cuenta con una elevada rentabilidad por dividendo (4,8%), ha mejorado sus perspectivas de negocio y va en camino de cumplir sus objetivos de reducir su deuda que a cierre de septiembre ascendía a 24.673 millones.