Applus+, Merlin Properties y Logista, entre las próximas debutantes del parqué

Guía para no perderse en las salidas a Bolsa que vienen

Directivos de eDreams el dia de su salida a Bolsa.
Directivos de eDreams el dia de su salida a Bolsa.

La empresa ‘puntocom’ eDreams y varias compañías inmobiliarias, entre las que destacan la socimi Lar e Hispania, se han encargado de abrir la veda de las salidas a Bolsa este año. Después de años de sequía, el mercado se prepara para recibir a nuevas compañías en los próximos meses, aunque la gran mayoría de las colocaciones vaya dirigida en principio a inversores institucionales. Pero ante esta inminente avalancha de papel, el pequeño inversor también tiene que recordar los conceptos básicos para no tomar decisiones de inversión precipitadas de las que arrepentirse con el paso del tiempo.

P.¿Es buen momento para las salidas a Bolsa?

R.Los inversores han vuelto a mirar a España y a apostar por su renta variable gracias, en parte, al cambio de perspectiva respecto a la economía española. “La economía atravesó su punto de inflexión hace dos trimestres y la recuperación está propiciando un gran interés en los activos españoles”, explica Daniel Pingarrón, estratega de inversión de IG. Además, “hay un claro cambio en el sesgo del inversor nacional hacia activos de riesgo y hay una mejor percepción del inversor internacional con nuestro país y sus empresas. Hay más operativa en Bolsa, más liquidez, más inversores y se percibe recorrido adicional en las Bolsas”, añade Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio.

P. ¿Qué es una oferta pública?¿Qué tipos de oferta existen?

R. Es aquella operación por la que se ofrece al público la adquisición o suscripción de acciones de una compañía y, en la mayoría de los casos, implica el registro del folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta salida a Bolsa puede hacerse a través de una Oferta Pública de Venta (OPV) o de una Oferta Pública de Suscripción (OPS). La OPV es una operación en la que uno o varios accionistas ofrecen en venta sus acciones. El capital social no varía, solo cambiará de manos total o parcialmente mientras que cuando se trata de una OPS, la operación supone que una sociedad ofrece acciones de nueva emisión, producto de una ampliación de capital. Su principal finalidad es la captación de recursos para la financiación de proyectos empresariales, pero también es frecuente que se empleen en reducir deuda. El inversor deberá tener en cuenta cuál va a ser el objetivo de la colocación, ya que ese será un síntoma de la salud de la compañía y de sus planes futuros.

P.¿Qué información se facilita en el folleto?

R. El folleto tiene que registrarse en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y, una vez que este documento cuenta con el visto bueno del organismo supervisor, se da el pistoletazo de salida a la oferta. Leer con mucha atención este documento es fundamental a la hora de evaluar las características y riesgos de la operación y un futuro inversor debe estudiar con atención el folleto antes de cursar órdenes de compra.

P.¿Cuál suele ser el calendario a seguir en las salidas a Bolsa?

R. Tras la luz verde al folleto, comenzará el período de formulación de mandatos. El mandato expresa la voluntad del inversor de participar en una oferta pública. El mandato puede presentarse desde el registro del folleto hasta la fijación del precio máximo minorista, por lo que es revocable mientras que el período de suscripción se inicia una vez fijado el precio máximo minorista y es irrevocable.

P. ¿Dónde se pueden cursar los mandatos de compra?

R. Existen unas entidades llamadas colocadoras y las peticiones se pueden realizar en las oficinas de las mismas así como por teléfono o internet. Estas entidades están capacitadas para garantizar la seguridad y la confidencialidad de las órdenes. Dentro del calendario, hay período de revocación durante el cual los inversores que hayan presentado mandatos pueden manifestar su voluntad de no participar finalmente en la oferta y también existe la posibilidad de que haya un prorrateo, procedimiento por el que el cual se efectúa el reparto de las acciones en el tramo minorista en el que caso de que las peticiones de compra (mandatos y solicitudes) excedan del volumen asignado a dicho tramo. A la hora de realizar las solicitudes de compra, la entidad colocadora puede proponer realizar una reserva para que el mandato esté preparado cuando comience el período de contratación. La CNMV advierte que es importante conocer las condiciones definitivas antes de confirmar su orden final. Nunca debe firmarse la orden para acudir a una oferta pública antes de haber consultado el folleto informativo de la compañía y/o el resumen del mismo.

P. ¿Es necesario realizar una provisión de fondos como garantía?

R. El intermediario que se elija tiene derecho a exigir una provisión de fondos para asegurar el pago del precio de las acciones, por lo que el inversor ya no podrá disponer de ese importe desde el momento en que se presente la orden. No “infle” su petición. En ocasiones los intermediarios recomiendan solicitar un importe superior al deseado para compensar un posible prorrateo. Sin embargo, esta práctica puede tener efectos perjudiciales. Por ejemplo, si hay menos peticiones de las previstas o se incrementa el número de acciones destinadas al tramo minorista, es posible que se adjudiquen al inversor más acciones de las esperadas, con el riesgo de quedar en descubierto, recuerda la CNMV.

P. ¿Cómo se fija el precio de salida Bolsa?

R. Las ofertas suelen tener diferentes tramos: uno minorista que es el destinado a los pequeños inversores, otro para inversores institucionales y/u otro tramo para empleados. A veces, las sociedades fijan una banda de precios previa a la fijación definitiva del precio al que comenzará a cotizar la compañía. Esta banda no será vinculante y dependerá de la demanda de las peticiones llevando el precio definitivo hacia una parte u otra de la banda. Los expertos advierten que cuando. la compañía tome la decisión de traspasar acciones destinadas del tramo cualificado al minorista suele ser mala señal ya que puede significar que la oferta no está teniendo mucha aceptación entre los grandes inversores.

P. ¿Qué comisiones tiene acudir a una OPV?

R. Aunque en estas ofertas se suele eliminar la comisión de compra, se mantienen las de venta y administración y depósito de los valores que se compran.

P. ¿Es aconsejable escuchar los rumores antes de invertir?

R. Durante el período de colocación es probable que se difundan informaciones no contrastadas sobre la oferta. El futuro inversor debe tener en cuenta que las decisiones más imprudentes suelen tomarse cuando se otorga a los rumores la categoría de noticia.

P. ¿Las nuevas compañías que salen a Bolsa pagan dividendo?

R. Dentro del folleto, es importante buscar si la compañía va a pagar dividendo o si va a tener intención de pagarlo en el futuro. Normalmente, en el folleto está recogido el pay-out (porcentaje del beneficio que se va a destinar a dividendo).

P.¿Es comparable la empresa nueva con el resto del sector?

R. Uno de los datos más importantes en una salida a Bolsa es la valoración de la compañía frente al sector al que pertenece la misma. De esta forma, el inversor particular puede comprobar si los ratios que maneja la empresa son elevados, están en línea con el mercado, o si por el contrario ofrecen descuento. El PER mide las veces que el precio de la acción está recogido en el beneficio. Es el ratio más manejado por los analistas para comprobar si una empresa sale cara o barata.

Coge el dinero y corre, en desuso

Acudir a un estreno en Bolsa con el objetivo de ganar dinero rápido es una premisa que el inversor debe descartar como estrategia a seguir de cara a una OPV. Atrás quedaron los debuts más sonados de Adolfo Domínguez, que se disparó un 132,79% en su día de estreno; Terra, que lo hizo en más de un 200% o Gamesa, que se revalorizó un 72% en su primera jornada como empresa cotizada. En los años noventa, época dorada de las grandes privatizaciones del Estado con empresas como Telefónica o Endesa, se ofrecía descuento para seducir al potencial inversor. Ahora, las cosas han cambiado y las salidas a Bolsa son menos masivas. La última compañía en debutar en el parqué, la ‘puntocom’ eDreams, no ha contado con tramo para inversores particulares.

De las empresas que se encuentran en capilla, al menos, Logista sí que parece tendrá tramo minorista. Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja), explica que “con una capitalización de más de 2.000 millones de euros, previsiblemente y con el objetivo de colocar el 100% de la compañía, es razonable que no pueda colocarse solo entre inversores institucionales. Se necesitan muchos inversores para que haya suficiente liquidez”. Para el experto, el hecho de que ya cotizara en Bolsa (fue excluida en el 2008 despues de que se creara Altadis) y que es una empresa conocida por el inversor bursátil son otras de las razones.

Aunque suprimir el tramo minorista suponga abaratar los costes de la misma y eliminar la volatilidad que pueda sufrir la cotización de la compañía en sus primeros días en el parqué, el hecho de abrir el proceso a este tipo de tramo puede darle más liquidez a la compañía.