Adiós a los cheques-restaurante

Bélgica, uno de los países europeos donde más se utilizan los vales de comida, quiere suprimir esa fórmula de remuneración extrasalarial que disfruta de una fiscalidad ventajosa. Las empresas que los emiten, como Edenred (Ticket Restaurant) o Sodexho, tiemblan ante la posible pérdida de un negocio tan cautivo como lucrativo.

Casi dos mil millones de euros al año se emiten en Bélgica en unos cheques que, en teoría, solo pueden utilizarse para abonar un menú en un restaurante o comprar comida ya preparada, aunque a menudo terminan en cualquier tipo de comercio.

El negocio se ha multiplicado por 12 en menos de 30 años y ya lo utilizan, según la patronal del sector, unas 70.000 empresas y más de millón y medio de trabajadores belgas.

Pero el famoso vale parece condenado a una muerte súbita, justo ahora que su versión electrónica le auguraba una larga y cómoda vida. El Gobierno ha anunciado su intención de suprimirlo y sustituirlo por una remuneración equivalente en metálico.

"La sociedad ha evolucionado y hoy el cheque-restaurante equivale a una ventaja salarial extralegal", ha declarado Stefaan Vercamer, uno de los diputados que impulsa el proyecto de ley para suprimir los vales de comida. Sus argumentos se basan en el gasto que supone para las empresas la gestión de los cheques (80 millones de euros); el beneficio que logran los emisores gracias a los cheques que se pierden o caducan (45,5 millones de euros según un estudio citado por un diario local); y las comisiones que los emisores imponen a empresas y hosteleros por utilizar el sistema.

Los emisores niegan esos cargos, aunque reconocen que los vales perdidos o caducados suponen al menos el 0,35%. O sea, más de seis millones de euros, que tampoco está mal para una ganancia tan poco sudada.

Los restaurantes también apoyan el mantenimiento del sistema, a pesar de que los datos indican que buena parte de los cheques se gasta en otro tipo de establecimientos. En cualquier caso, "el vale garantiza una inyección de 2.000 millones de euros en el comercio y la hostelería, que no se pueden gastar en otros sectores ni fuera de Bélgica", recuerdan los emisores.

Para el Gobierno, sin embargo, la fórmula solo sirve para eximir de impuestos y contribuciones sociales una parte del salario. Y acuciado por gravísimo problemas presupuestarios, parece dispuesto a taponar esa fuga. Las encuestas citadas por los emisores indican que la mayoría de los trabajadores sospechan que el complemento que sustituya al cheque estará sometido a la misma carga fiscal que el resto del salario.

La ofensiva podría extenderse a otros países. En España, los vales de comida tampoco cotizan a la Seguridad Social (hasta 9 euros) y están exentos del IRPF. La empresa de Ticket Restaurant cifra el ahorro en contribuciones e impuestos en unos 500 euros al año por trabajador. Su página web permite calcular el ahorro exacto en función de las condiciones salariales de cada persona. Una calculadora que puede llamar la atención de un ministro de Hacienda como Cristóbal Montoro, ávido por encontrar ingresos.


Comentarios

Estimado Bernado de Miguel,Si los Gobernantes Europeos empiezan a quitar las exenciones fiscales existentes en muchas de las leyes tributarias, hablaríamos de quitar exenciones como la ayuda al transporte, a la compra o alquiler de viviendas, a la compra de vehículos, a la puesta en marcha de un negocio... Por otro lado son muchas las empresas que gracias a la exoneración de los cheques de comida, guardería, seguro médico... han podido mantener su actividad, seguir aportando beneficios y en consecuencia seguir manteniendo el empleo activo.Por último, me parece una descalificación fuera de lugar, definir la gestión de miles de trabajadores que gestionan estos cheques como "...ganancia tan poco sudada..." pues opiniones parte, si su labor como periodista es informar, debería conocer la gestión que lleva estos cheques.Un saludo,Gerardo
Es curioso cómo esos cheques parece que estaban convirtiéndose en moneda. Creo recordar que en Sevilla hace años pasaba lo mismo con unos vales de un importante centro comercial. Pero la moneda es el euro, no sus sucedáneos.
Pues quizá Europa, sobre todo los países arruinados por la depredación financiera de los "socios" prestamistas de la "Unión Europea" necesitarían una buena inyección de estos vales para paliar la asfixia de euros a que los somete el BundesBCE (algo menos con Draghi): Imaginemos a países con millones de pensionistas y de parados famélicos que no pueden consumir y a cientos de miles de empresas cerradas o a punto de hacerlo porque no venden poniéndose en marcha gracias a vales que sirven para comprar productos a vendedores nacionales (especialmente productos con alto componente de materiales y fabricación nacional) y dar trabajo y pagar salarios dentro del país.
Buenos días:Ante todo decirle al señor que ha escrito esto, que antes de definir el trabajo de estas personas como lo define, se enterase un poquito del trabajo que tiene hacer dichos cheques, y los puestos de trabajo que genera.Por otro lado, gracias a que existe esta forma de pago en restaurantes, machismos restaurantes se benefician de ello (con lo cual, más puestos de trabajo que "gracias a que están empresas que hacen cheches de comida" ayudan a generar estos restaurantes).Si el ministro de Hacienda quiere una calculadora, yo se la regalo y que empiece por calcularse su sueldo, el del resto de Ministros y súbditos de estos, “que se llevan un dineral por hacer mas bien poco” y bajándose sus sueldos, podríamos llegar a hacer un ahorro millonario y con eso si se podría empezar a salir de la crisis. Que si empezaran a dejar de vivir del cuento muchos políticos y familiares de estos, todos podríamos vivir en una España mejor. Lo que digo es, que con fastidiar a estas empresas, que lo único que generan en nuestro país, son puestos de trabajo estables (que es lo que se necesita en este momento) quieren que sigamos hundiéndonos que contra peor estemos nosotros….más ricos se hacen ellos. ES VERGONZOSO.Asique….ojala y todos los empleados de las empresas de cheques de comida sigan trabajando en dichas empresas que si generan tantos millones…en algo beneficiaran a la panda de ladrones que hay en el gobierno y así no tengamos en poco tiempo otros 1000 parados más, gracias a esta panda de sinvergüenzas. Asique señor periodista, ocúpese de hacer su trabajo antes de escribir lo que ha escrito, y entérese de todas las cosas buenas que genera que estas empresas sigan estado activas. Un saludo.
Normas
Entra en El País para participar