Teme que un débil crecimiento en los próximos años sea insuficiente para crear empleo

El FMI pide a España que rebaje más los salarios y abarate el despido

El fondo entiende que no son necesarios medidas adicionales de reducción de déficit

Propone un pacto de creación de empleo a cambio de moderación salarial

Reclama a Bruselas una actuación más decidida para mejorar la financiación

Christine Lagarde, la directora gerentes del FMI.
Christine Lagarde, la directora gerentes del FMI.

La delegación del FMI que ha estado revisando la situación económica de España durante las últimas semanas admite que el panorama ha mejorado ligeramente desde su última visita. Existen signos de estabilización, como se afanan en resaltar desde el Gobierno. Pero el problema fundamental es saber si la ansiada recuperación económica, con la exportación como motor principal, va a tener tirón suficiente como para generar empleo.

El organismo internacional cree que no, al menos no en los próximos años. No hay atisbo de crecimiento hasta el 2014 y las previsiones son que la actividad se mantenga en tasas de crecimiento del 1% en el medio plazo. España no ha sido históricamente capaz de crear empleo a una tasa por debajo del 1,5%, tal y como recordó el jefe de la misión del FMI, James Daniel, en la presentación ayer de un primer esbozo de su estudio anual definitivo sobre España que llegará en julio.

Las recetas del organismo pasan, entre otras, por continuar abaratando los salarios, que acumulan ya cuatro años de caídas, flexibilizar más los supuestos de despido y caminar, en definitiva, hacia el cacareado contrato único.

Abaratamiento de los salarios

El fondo reconoce “la envergadura” de la reforma laboral aprobada por el Gobierno en julio. Una nueva regulación que, como enfatiza el análisis del FMI, ha surtido efecto en la mejora de la competitividad, pero a costa de la destrucción de 800.000 puestos de trabajo, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). El fondo insta a que a partir de ahora “la mayor parte del ajuste se realice en términos de precios y no de cantidades”. Es decir, que continúe la senda de devaluación interna y el abaratamiento de los salarios. Los costes laborales unitarios son el indicador que mide con más precisión el comportamiento de las retribuciones, ya que lo compara con el nivel de producción. En España cayeron un 3,4% el año pasado mientras que en la zona euro avanzaban un 1,7%. El descenso acumulado en los últimos tres años alcanza el 6,8%.

Dualidad del mercado laboral

El FMI aconseja también reducir la dualidad de un mercado en el que encontrar un trabajo fijo es muy difícil y perder uno temporal, muy fácil. Aunque no habla expresamente de contrato único, la fórmula propuesta se asemeja mucho. “Estos objetivos requieren reducir el número de contratos, que se alineen los costes de despido para los contratos indefinidos con la media de la Unión Europea y que se incrementen de forma más gradual con la antigüedad”.

Solicita también que se exploren mecanismos que “adelanten las ganancias de empleo”. Bien mediante el compromiso de los empresarios de generar aumentos significativos en el empleo a cambio de moderación salarial. Bien reduciendo cotizaciones sociales, que se compensarían con subidas de los impuestos indirectos, como el IVA.

Desendeudamiento

Las familias y las empresas españolas han aligerado su deuda en más de un 15% en los últimos cuatro años. El FMI es partidario de seguir con el desapalancamiento, pero también matiza que hay margen para suavizar este ajuste mejorando el régimen de insolvencias. Así, considera que se pueden eliminar trabas para la refinanciación de empresas solventes y simplificar la quiebra de las insolventes. En relación a la reciente reforma del sistema hipotecario, considera que es pronto para sacar conclusiones, pero aboga por completar estos cambios con la introducción de un régimen de insolvencia personal “que preserve la cultura de pago”.

Crédito

El informe del fondo insta con énfasis a las entidades financieras a que abran el grifo del crédito. El canal que conecta a las entidades financieras con la economía real lleva atascado durante los últimos cuatro años. El fondo subraya la necesidad de reanimar el flujo de crédito. Aunque el informe afirma a la vez que, “es lógico esperar que el crédito agregado se contraiga en una recesión fruto de una burbuja crediticia”, para concluir que “un ajuste más gradual beneficiaría a la economía en su conjunto”.

El precio del dinero en la zona euro está en mínimos históricos (0,5%), pero las empresas de los países del sur pagan por el dinero prestado casi el doble de intereses que los del norte. El FMI estima que está fragmentación del mercado financiero tiene como causa principal la contracción de la demanda interna de los países del sur de Europa. Pero también apunta con el dedo a Francfort: “El BCE debe hacer más para que sus políticas sean surtan efecto sobre las pymes”.

En la misma línea, propone el desarrollo de “mecanismos bien diseñados de garantía y asunción compartida de riesgos orientados al crédito a pymes”, y aboga por continuar con los planes para incrementar la financiación no bancaria. Sobre la situación del sector financiero, estima que los bancos españoles han reforzado su balance y el sistema es más sólido que hace un año. En cuanto a la posible necesidad de una nueva recapitalización del sector, el jefe de la misión para España no pronunció explícitamente, pero lanzó un mensaje a las entidades: “extrema prudencia con el pago de dividendo en efectivo”.

Ajuste fiscal

En este apartado, el fondo apenas pone al Gobierno nuevos deberes. Aplaude la relajación del calendario de reducción de déficit (6,5% para este año) aceptado recientemente por Bruselas, ya que considera que un ajuste demasiado rápido dañaría el crecimiento. “Dada la necesidad de estabilizar la economía y suponiendo que se logra la consolidación en marcha para 2013, no resultan deseables medidas adicionales para 2013”. Subraya también “el buen resultado en materia fiscal de las Comunidades Autónomas durante el año pasado”, y concluye que debería consolidarse mediante mejoras adicionales en la aplicación de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Normas
Entra en El País para participar