Guindos augura que la reforma recortará el precio de la vivienda

50.000 millones más entre provisiones y capital

La reforma financiera que aprobará mañana el Gobierno contempla un drástico incremento de la cobertura del riesgo inmobiliario de la banca. El del suelo pasará del 31% al 80%.

La reforma financiera presentada hoy por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, cifra en 50.000 millones de euros las necesidades de saneamiento del sector. Según el ministro, el deterioro de los activos inmobiliarios está dificultando el acceso de la banca a los mercados mayoristas y, por ende, condicionando la facilitación de crédito al sector privado.

Para superar esa situación, el Gobierno exigirá elevar drásticamente las dotaciones de provisiones (15.000 millones en específicas para activos problemáticos, y otros 10.000 genéricas) y capital (15.000 millones más) de las entidades.

Una vez implementados los cambios (antes de fin de año, o de 2013, para las entidades que se fusionen), la cobertura del riesgo del suelo pasará del 31% al 80% (29% más, gracias a las provisiones, y otro 20%, por el nuevo capital).

En la promoción en curso, la cobertura pasará del 27% al 65% (23% en provisiones y 15% en capital). Finalmente, en la promoción terminada y vivienda el porcentaje de cobertura pasará del 25% al 35%, siendo todo el avance debido a las provisiones.