Reforma financiera

Una provisión genérica del sector financiero aportará 10.000 millones de euros

La reforma financiera presentada hoy por el ministerio de Economía y Competitividad pretende obtener entre nuevas provisiones y dotaciones de capital 50.000 millones de euros. De Guindos ha anunciado una nueva provisión genérica sobre el 7% de todo el crédito al promotor que aportará 10.000 millones de euros.

El ministro de Economía y Competitividad ha dado las claves de la reforma financiera que el Ejecutivo aprobará mañana en el Consejo de Ministros. Luis de Guindos ha anunciado que la banca deberá sanear su riesgo inmobiliario con una dotación de 50.000 millones entre provisiones y recursos propios y que la reforma se realizará sin capital público.

A partir de hoy las entidades financieras tendrán que poner en marcha dos tipos de provisiones, por un lado una provisión específica de 25.000 millones de euros, y por otro lado una provisión específica del 7% sobre el crédito al promotor "no problemático", que en la actualidad es de 148.000 millones de euros, y que aportará al sector 10.000 millones de euros. Según la nota de Economía dicha provisión es "para los activos no problemáticos ligados a promoción inmobiliaria, dado que representan un riesgo más elevado que el resto de la cartera, en prevención de un posible deterioro futuro, se exige una provisión genérica de aproximadamente un 7%. La provisión se realizará contra resultados. Su importe estimado está en torno a 10.000 millones de euros".

Todas las medidas anunciadas por De Guindos tienen que realizarse antes del 31 de diciembre de 2012 si las entidades no entran dentro del proceso de fusiones. "La reforma pretende crear entidades viables y un saneamiento rápido", ha declarado Guindos.

Luis de Guindos ha asegurado que la reforma financiera "beneficiará" a los ciudadanos, al considerar que el saneamiento rebajará el precio de la vivienda una vez que se haya materializado el ajuste de precios de los activos inmobiliarios en los balances de las entidades.