Cierre de sesión

Intensa toma de beneficios

Todo el mundo esperaba el famoso repo del BCE a 3 años...al final adjudicados 489.000 millones de euros, mucho más de los 310.000 millones de euros que se esperaba y que eran las necesidades de los próximos dos meses de la banca europea (en febrero hay otra subasta). Pero no, se pedía mucho más, lo que daba al mercado esperanzas de que el resto fuera para comprar deuda pública...pero no...toma de beneficios intensa, que parece estaba ya pensada de antemano por aquello de compra con el rumor y vende con la noticia, y todo ello espoleado por unas declaraciones del director general de la asociación de banca italiana que ha dejado claro que dadas las reglas actuales de la EBA, con las que los italianos están disconformes y de hecho han presentado un recurso, no solo no van a comprar deuda italiana sino a venderla.

Esto ha sentado muy mal, y el mercado se ha dado la vuelta, con ese amargo sabor en la boca de que quizá se ha vuelto a usar el dinero público para el beneficio privado de los de siempre y el crédito sigue sin llegar ni por casualidad a las pequeñas empresas europeas que siguen asfixiadas.

No se puede saber aún. Personalmente creo que en España si van a seguir comprando los bancos deuda, ojalá, lo que parece es que casi todas las entidades españolas han acudido a la subasta, y se estima que se han quedado de 50 a 100.000 millones de euros, más bien creo la segunda cifra que la primera del total de 489.000 millones que ha entregado el BCE.

Ahora que todo el mundo dice que en muchos países de Europa, estamos entrando en recesión, hay que darle algunas vueltas al tema de las recesiones y las bolsas.

Hace unos años se publicó un informe muy interesante que creo merece la pena que tengamos en cuenta. Me refiero a uno de Jean Luc Buchalet, de la firma Facset, sobre Wall Street y las recesiones.

Este analista suele hacer grandes trabajos y éste no es una excepción. Las conclusiones a las que llega son realmente interesantes, sobre todo una: tendemos a pesar que las bolsas son un eficaz detector anticipado de los ciclos económicos, pero nada más lejos de la realidad. El analista de Facset demuestra que las bolsas son un indicador coincidente y nunca un indicador adelantado de las recesiones.

Lo que hace Facset es estudiar todas las recesiones desde 1960 a la fecha y ver cómo se comportó la bolsa antes y después de las mismas y las conclusiones son extremadamente claras y rompen el mito de unas bolsas como indicadores adelantados, algo que está muy alejado de la realidad.

Desde 1960, la bolsa -con la excepción de la recesión del 2001- nunca ha bajado en ninguna de las 6 recesiones restantes antes del inicio de la recesión de manera considerable. Excluyendo 2001, sale una media de bajada antes de las recesiones de poco más del 2%, lo cual no es absolutamente nada de nada. Las cifras son concluyentes y frías, la bolsa nunca detecta la recesión, sigue totalmente confiada hasta que ésta se produce, esperando indefectiblemente que "esta vez será diferente" y que "será un enfriamiento suave". Es más, incluso en el 2001 hay que recordar cómo a finales de diciembre los analistas de grandes casas, pronosticaban fuertes subidas para el 2001, cosa que evidentemente no sucedió. No comento esto para criticar a nadie, pues bastante difícil es el mercado y cada uno hace lo que puede y todos nos equivocamos, sino en el sentido de lo difícil que es detectar cuándo viene la recesión. Ahora también se pronostican, con algunas excepciones, subidas para el año que viene.

Pero una vez que llega la recesión en todos los casos, menos en uno 1980, se bajó considerablemente en cuanto empezó (aunque aquí se demoró la bajada, también llegó después). A los seis meses del inicio de la crisis económica, la media de bajada es del 7,2%. Pero lo peor y lo que me llama verdaderamente la atención del estudio es el tiempo que tardan las bolsas en recuperarse tras la bajada después de la recesión. Vean estos datos de Facset.

- Recesión de abril de 1960 a febrero de 1961: 224 días.

- Recesión de diciembre de 1969 a noviembre de 1970: 413 días.

- Recesión de noviembre de 1973 a marzo de 1975:1055 días.

- Recesión de enero de 1980 a julio de 1980: 142 días.

- Recesión de julio de 1981 a noviembre de 1982: 464 días.

- Recesión de julio de 1990 a marzo de 1991: 220 días.

- Recesión de marzo del 2001 a noviembre del 2001:1610 días.

Como vemos, la recesión hará bajar mucho o poco a las bolsas, esto casi nos daría igual, aunque en esta ocasión es mucho lo que se ha bajado, lo malo es el dilatado plazo de tiempo que se necesita para la recuperación, que da una media de 590 días, y si quitamos el valor más corto de la serie, en 1980, de 664 días.

La conclusión a la que llega Facset, y con la cual uno no puede estar más que de acuerdo, es que cuando se detecta una bajada causada por recesión hay que abandonar la bolsa de EEUU y en general todas las bolsas. De momento, no parece que EEUU esté cerca de recesión, pero sí Europa, y es de suponer que aquí las bolsas se comportarán de una manera parecida a como lo hacen en EEUU con todo esto de las recesiones.

Sigamos ahora nuestro recorrido por la actualidad bursátil hablando de pautas estacionales que tan típicas son en estas fechas en que estamos.

Dentro de la gran pauta estacional del rally navideño se suele decir que las dos últimas semanas del año en las que estamos inmersos suelen ser fuertes. ¿Es así realmente?

Bepoke ha lanzado un estudio de los últimos 75 años y las conclusiones son claras.

En los últimos 75 años el S&P 500 sube en las dos últimas semanas del año un 1,13 % y en la última semana el 0,74%.

Además, lo que es más importante, el 80% de las ocasiones en esos 75 años las dos últimas semanas del año son alcistas y el 75% de las ocasiones en la última semana.

Sin embargo el estudio advierte que en los últimos años está pauta tan clara y tan fuerte históricamente se está debilitando.

Así tenemos que en los últimos años la subida de las dos últimas semanas es mucho más moderada, en concreto del 0,21 %, y la de la última semana es mínima con tan solo un 0,02 % de ganancia media.

En los últimos 10 años las subidas son de 0,51% para las dos últimas semanas y del 0,18% para la última.