En la subasta de mañana

El Tesoro espera colocar entre 3.000 y 4.000 millones en obligaciones

El Tesoro público celebra mañana una subasta, la segunda de septiembre, de obligaciones a diez y treinta años con los que espera captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

Las obligaciones a diez años, que vencen en octubre de 2010, tienen un cupón del 4,85%, en tanto que las que vencen en julio de 2041 lo tienen del 4,70%.

En la anterior subasta de obligaciones, celebrada el 17 de junio, se adjudicaron 3.000 millones de euros en obligaciones a 10 años frente a los 5.656,57 millones solicitados, y 479,17 millones en obligaciones a 30 años, de los 1.173,27 que pidieron las entidades.

En el primer caso el interés marginal fue del 4,911%, el más alto desde 2001 y casi ocho décimas superior al ofrecido en la anterior subasta de esta denominación, celebrada el 20 de mayo y a la que se aplicó un interés del 4,074%.

Para las obligaciones a 30 años, el interés marginal fue del 5,937%, la máxima de todos los tiempos -la primera referencia en la web del Banco de España data de 1998- que supera en más de un punto porcentual el anterior interés aplicado a esta denominación en la subasta celebrada en marzo, cuando fue del 4,768%.

A finales de mayo la agencia de medición de riesgos Fitch rebajó la calificación de la deuda española, con lo que el Tesoro se encontró con dificultades crecientes para colocar sus emisiones y con lo que los intereses marginales se dispararon.

El encarecimiento de la deuda reflejaba la desconfianza de los mercados frente a la deuda española y a su capacidad para hacer frente a los compromisos con sus acreedores.

Sin embargo, en la segunda quincena de julio, la publicación de los test de resistencia a los que se sometieron las entidades financieras españolas insufló a los mercados la confianza perdida y, en todas las subastas celebradas desde entonces, tanto de bonos, letras y obligaciones, el interés se redujo.