Directivos

Externalizar recursos puede añadir valor a la empresa

Los expertos coinciden en señalar el 'outsourcing' como método para optimizar los recursos de las compañías

Optimizar recursos y ganar en eficiencia son conceptos relacionados normalmente con la función financiera. Sin embargo, la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) sugiere que la externalización de la tecnología en el área de recursos humanos puede incrementar también el valor de la compañía, especialmente en aquellos procesos administrativos de menor valor añadido para el negocio. La principal dificultad radica en saber si la decisión de externalizar será beneficiosa a medio y largo plazo. Con el objetivo de analizar esta problemática, la APD, en colaboración con HR Access, organizó esta semana el encuentro con empresarios y expertos Externalización de recursos humanos: reducción de costes y creación de valor.

En España, el 70% de los trabajadores tiene sus nóminas externalizadas, explica Pierre Paradis, director general para España y Latinoamérica de HR Access. Pero eso se da principalmente en empresas con menos de 500 trabajadores. Las empresas de mayor dimensión se han externalizado poco. Menos del 10% de las compañías que tienen más de 1.000 empleados en plantilla han externalizado, según Paradis.

"La optimización de los recursos en el área de recursos humanos tiene aún un amplio recorrido antes de llegar a la plenitud en España", resalta Ignacio Mazo, director asociado de Peoplematters. HR Access prevé un mayor crecimiento de la externalización en España que en los países de su entorno para los próximos años.

"La optimización y la ganancia de eficiencia en el área de recursos humanos tiene un amplio recorrido antes de llegar a la plenitud", asegura Ignacio Mazo

Pero ¿dónde está el límite de esa externalización?, pregunta Mazo. Los expertos señalan que el outsourcing puede efectuarse desde un nivel muy básico, a nivel tecnológico, hasta un proceso completo de todas las fases administrativas. Una externalización finalizada con éxito "crea una gran potencialidad" al liberar recursos humanos, apunta Francisco Aguado, consultor independiente.

A pesar de las ventajas que los expertos coinciden en señalar, las empresas deben tener en cuenta varios factores antes de dar el paso, advierte Mauro Herrera, director de gestión de personas y del conocimiento de Bankinter. E indica que deben confluir tres factores para decidir positivamente externalizar. En primer lugar, se debe tener en cuenta que la nómina es una cuestión muy sensible del servicio a los empleados. Especialmente para la entidad financiera, que cuenta con más de 4.500 trabajadores. Por otra parte, la propuesta de externalización debe ser un proceso viable. Herrera añade que el objetivo principal de la externalización es la liberación de recursos hacia aquellos de mayor valor añadido y no tanto el ahorro indirecto en costes que se produce. "El hacer más con menos". No obstante, a la hora de tomar la decisión debe existir también una oferta económica atractiva.

La conjunción de todos estos factores debe iniciar un proceso que culminará en matrimonio, comenta Paradis. Una unión basada en la confianza mutua que pivotará sobre la integración, el mayor reto a la hora de la externalización.

"O se tiene una visión global, o fracasas", sostiene Carlos Díaz, director de desarrollo de negocio y socios de HR Access. Siguiendo el ejemplo del matrimonio, los expertos coincidieron en subrayar la importancia también de preparar en el acuerdo, "desde un punto de vista tecnológico, el proceso contrario", el insourcing. Antes de decidir externalizar, la empresa debe haber preparado también una posible vuelta atrás. Por si acaso el matrimonio acaba en divorcio.

Algo más que la simple reducción de costes

No se trata únicamente de una cuestión de optimización de recursos, según Herrera. "Se trata también de una mejora de las funcionalidades, de una mejora en la calidad del servicio al empleo a través de una minimización de los errores en la nómina. Y, por último, un incremento del trabajo de valor añadido de gestión de personas o del departamento en su conjunto".

Actualmente, el proceso de selección y formación de personal está prácticamente externalizado en casi todas las empresas, aunque en Bankinter prefieren tener más poder decisorio en ese aspecto.

Juan Carlos Sánchez, socio director de Onnure, asegura que el outsourcing le ha facilitado la vida a sus trabajadores. "La crisis económica nos ha afectado y la externalización les ha ayudado en ese ajuste".

Hacer una nómina en España es complicado; de los países de nuestro entorno, tal vez sólo Italia tenga una nómina tan compleja como la española. Otra característica de la nómina española es la "excepción", explica, por su parte, Francisco Aguado. "Una persona en nómina por cada mil empleados es una buena ratio". En el caso de Bankinter, eso se traduce en de cinco a siete empleados. Por lo que la externalización no tendría un gran impacto en la empresa, en términos de ahorro en costes de personal.

Por otra parte, Aguado cree que la externalización puede ayudar con los problemas de la falta de liquidez que atraviesan muchas empresas debido a la crisis y reconducir esos fondos a otras áreas.