Consecuencias de la crisis financiera

El ex presidente de Merrill Lynch, John Thain, se retracta y aconseja comprar en Ikea

El ex presidente de Merrill Lynch, John Thain, acusado de gastar demasiado dinero en la renovación de las oficinas cuando la empresa estaba al borde del colapso, ha reconocido que debería haber comprado muebles menos caros en Ikea.

"Las decoramos en el estilo que tenían las oficinas de Merrill Lynch, que era muy, muy elegante", dijo Thain ayer en un discurso en Filadelfia. "Eso fue un error y lamento haberlo hecho. Si tuviera que hacerlo de nuevo, amueblaría con cosas de Ikea". Su comentario fue recibido con risas y aplausos en la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

Thain explicó que devolvió a la empresa los 1,2 millones de dólares gastados en redecorar una oficina, dos salas de conferencias y un área de recepción. Thain fue despedido de Bank of America, que compró Merrill Lynch el 1 de enero por lo que se desembolsó 29.000 millones de dólares después de que saliera a la luz el dinero invertido en mobiliario. Entre los muebles había una mesa antigua de pedestal de caoba valorada en 25.000 dólares.

El responsable ejecutivo de Bank of America, Kenneth Lewis, despidió a Thain después de que Merrill anunciara pérdidas por valor de 15.300 millones de dólares, lo que obligó a la compañía a solicitar más ayuda del Gobierno y por las revelaciones de que aceleró el pago de sobresueldos de fin de año a empleados de Merrill antes de que el acuerdo fuera cerrado.

Thain se defendió ayer y dijo que no aceleró los sobresueldos y que Bank of America no se debió haber sorprendido por la pérdida del cuarto trimestre.

"Cuando me despidieron en enero y dijeron: 'John Thain aceleró secretamente estos sobresueldos', estaban mintiendo", dijo Thain. "Y eso los ha atrapado en muchos problemas, porque hay un documento que dice que sí, que ellos aceptaron esto en septiembre".