Educación

Sin tiza ni pizarra en la escuela del siglo XXI

El uso de las tecnologías reduce el fracaso escolar, según los expertos

Sin tiza ni pizarra en la escuela del siglo XXI
Sin tiza ni pizarra en la escuela del siglo XXI

Quince de diciembre de 2008. Los alumnos de cuarto de primaria del Colegio Base de Madrid estudian la Revolución Francesa. El profesor usa la pizarra para apuntalar los conocimientos, pero no recurre a la tiza. La pizarra que utilizan los chicos del Base se parece mucho a una página de ordenador, pero con ventajas: esta mañana de invierno los hechos del pasado se suceden de forma sintética y didáctica y los mapas de la Vieja Europa quedan garabateados con ayuda de un punzón. Esta página gigante es interactiva. Proyecta fotografías, mapas, webs de internet y vídeos, y además permite escribir sobre ella con un lápiz óptico.

Llega la ahora de la evaluación. Los veinte adolescentes cogen un artilugio llamado activote y disparan un haz de luz sobre la pared. Están contestando a las preguntas que ha preparado José Giráldez, su profesor de Historia. El cuestionario se lee en la pantalla y los chicos sólo tienen que marcar la opción correcta. Giráldez comprueba al instante quién sabe y quién no sabe la lección. Con nombre y apellido.

Además de las ventajas que comporta no usar tiza, disponer de más letras y colores, retocar y mover textos, el contenido de esta pizarra (un archivo del editor de textos) puede almacenarse en un disco y utilizarse en futuras clases, imprimirse para repartir copias en papel o enviarse por e-mail a los alumnos ausentes.

Sólo hace falta pasar un par de horas en un centro escolar como el Base para constatar que la pizarra digital ofrece múltiples ventajas a los estudiantes. Y aunque no es la única herramienta tecnológica que ha desembarcado en la escuela en la última década, tal vez sea la que más adhesiones ha logrado.

Pere Marqués, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona y experto en tecnologías educativas, ofrece tres buenas razones para usar las TIC en la enseñanza: 'Facilitan la alfabetización digital de los alumnos, mejoran su productividad y rendimiento y ayudan a consolidar el aprendizaje'.

Pero éste es todavía un universo poco explorado en España, aunque participan de él tanto centros públicos como privados, en comunidades ricas como Madrid y Cataluña y en regiones con menos recursos como Andalucía y Extremadura. 'Las horas lectivas dedicadas a la enseñanza con TIC oscilan actualmente entre un 5% y un 10%, sus ventajas reales se conocerán cuando su uso llegue al 30% o 40%', dice el experto. En opinión de Marqués, las nuevas tecnologías podrían reducir 'significativamente' el fracaso escolar, que asciende actualmente al 30% al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). 'Pero no basta con tener una buena pizarra digital, un ordenador por niño y un profesor entusiasta, la educación es un proceso demasiado complejo como para reducirlo a un asunto tecnológico', advierte.

Otro reconocido experto, Francisco Muñoz de la Peña, profesor del instituto Carolina Coronado de Badajoz y autor de la concurrida web Aula21.net opina que no se puede dejar al alumno ante un ordenador con unos programas maravillosos pensando que le van a enseñar todo. 'El profesor ha de estar presente al inicio (explicación), durante el aprendizaje (aclaraciones, dudas, consejos) y al final (resumen de lo aprendido y evaluación). Ha de guiar constantemente al alumno en el proceso de filtrado de la información', resume Muñoz de la Peña.

Pero cuando se conocen las limitaciones y ventajas de estos instrumentos, las posibilidades educativas que se abren son numerosas y enriquecedoras. José Giráldez, profesor del colegio Base y entusiasta del mundo web, enumera algunos de los beneficios observados tras una larga carrera profesional: motivación, cooperación, rapidez en el aprendizaje, autoevaluación...

Pero entre todas destaca la posibilidad de 'adaptar los contenidos de una determinada materia a la forma de estudiar de cada niño, que siempre es distinta y única'. Cada alumno puede utilizar los materiales acordes con su estilo de aprendizaje y circunstancias individuales. Es, pues, un paso adelante en la enseñanza personalizada.

Aprender a aprender con recursos web

El cuaderno digital. Es, junto a la pizarra interactiva, el recurso didáctico más utilizado actualmente. Se requiere un ordenador o Tablet-PC personal. Los estudiantes usan este procesador como un cuaderno de notas, para preparar trabajos textuales o multimedia y para conectarse a internet y buscar información.

Wikispace. Un Wiki es un sitio web cuyas páginas, a modo de libro, pueden ser editadas por múltiples usuarios a través de internet. En la escuela, el profesor es el administrador del sitio y puede controlar y restringir el acceso. Es muy útil para hacer trabajos en grupo o para dar formato digital a la revista del centro. En el documento se pueden marcar palabras y convertirlas en enlaces web (o links) a otra página web.

Bitácoras. Estos cuadernos, más conocidas como blog, son publicaciones online que permiten a profesores y alumnos crear una comunidad de lectores. Su orden es cronológico. Se usan para dar instrucciones, recopilar comentarios sobre asuntos diversos o informar sobre artículos y referencias web de interés para la asignatura.

WebQuests. Es una estrategia didáctica que permite a los alumnos construir el conocimiento que luego van a aprender. En lugar de perder horas en busca de información genérica, los alumnos se apropian, interpretan y explotan las informaciones específicas que el profesor les asigna.

Cazas del tesoro. Se trata de una hoja de trabajo con una serie de preguntas y un listado de direcciones de internet en las que los alumnos han de buscar las respuestas. Al final se debe incluir la 'gran pregunta', cuya respuesta no aparece directamente en las páginas web visitadas, la cual exige integrar y valorar lo aprendido.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA RED

MOTIVACIâN

Los profesores que utilizan estas herramientas aseguran que los alumnos muestran un mayor interés por el aprendizaje. La motivación hace que los estudiantes dediquen más tiempo a trabajar y, por tanto, aprendan más.

DISTRACCIâN

La navegación por internet inclina a los usuarios a desviarse de los objetivos de búsqueda. Además, muchas veces se pierde demasiado tiempo buscando datos sencillos por el exceso de entradas y su dispersión.

RIGOR Y Mæpermil;TODO

Son precursoras del trabajo autónomo, riguroso y metódico. Pero las TIC además de propiciar el desarrollo de la iniciativa personal, también facilitan el trabajo en grupo, el cultivo de actitudes sociales, el intercambio de ideas y la cooperación.

SUPERFICIALIDAD

Muchos materiales de la red no tienen calidad y a menudo están descontextualizados, proporcionando aprendizajes incompletos con visiones de la realidad simplistas y pocos profundas.

NUEVAS HABILIDADES

Las herramientas que proporcionan las TIC (procesadores de textos, editores gráficos...) facilitan el desarrollo de habilidades de expresión escritas, gráficas y audiovisuales.

MÍNIMO ESFUERZO

Los alumnos pueden centrarse en la tarea asignada en un sentido demasiado estrecho y buscar estrategias para cumplir con los objetivos realizando el mínimoesfuerzo mental.