Estudio Eurostat

El envejecimiento de la población 'estrangulará' las pensiones

La oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, estima que la población alcanzará los 506 millones de personas para 2060, momento en el que sólo habrá dos individuos en edad de trabajar por cada adulto de 65 años o más. De este modo, las autoridades se están preparando para un gran aumento en el número de pensionistas, lo que pondrá a prueba las finanzas públicas.

El aumento de la esperanza de vida reduce la proporción de población activa, incluso contando con la inmigración. En la actualidad hay cuatro personas activas por cada ciudadano de 65 años o más.

"El envejecimiento de la población es uno de los grandes retos que debe afrontar Europa, junto con el cambio climático y la globalización", afirmó en una rueda de prensa Amelia Torres, portavoz de la Comisión Europea.

La UE debe asegurarse del buen estado de las arcas públicas y los europeos tendrán que trabajar más tiempo, añadió. "Queremos continuar con una reforma estructural, en particular la reforma de los sistemas de pensiones y de la asistencia sanitaria, con el objetivo de asegurar que esos sistemas son sostenibles a largo plazo", añadió.

Se calcula que la población de los Veintisiete países alcanzará 521 millones en 2035, frente a los 495 millones de personas que había en enero de este año, y se espera que las muertes superen a los nacimientos a partir de 2015, según Eurostat.

Para 2060, los mayores crecimientos de población se habrán registrado en Chipre -un aumento del 66%-, Irlanda -un 53%-, Luxemburgo -un 52%- y Reino Unido -hasta un 25%.

En esa fecha, Reino Unido arrebatará a Alemania el título del estado más poblado de la Unión, ya que se espera que para entonces alcance los 76,6 millones de habitantes, frente a los 61 millones actuales. Y a su vez, se prevé que Alemania reduzca su población a 70,7 millones de personas, frente a los 82 millones de enero de este año.

La inmigración no equilibrará a partir de 2035

A partir de 2035, ni siquiera la inmigración neta servirá de contrapeso para equilibrar el impacto negativo de la reducción de natalidad, de acuerdo a Eurostat.

Entre los países con un mayor porcentaje de personas de 65 años o más en el 2060 estarían Bulgaria, República Checa, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia.