Sector aeronáutico

Airbus 'made in' China

El nuevo consorcio estatal llamado a convertirse en un ¢Airbus chino¢, capaz de construir grandes aviones comerciales y competir con el propio Airbus y el estadounidense Boeing, ha comenzado a tomar forma y ya se han decidido su nombre y la composición de su capital, anunció hoy la agencia Xinhua.

El futuro gigante de la aviación del país asiático se llamará Compañía de Aeronaves Comerciales de China y contará con una inversión inicial de 19.000 millones de yuanes (1.730 millones de euros, 2.700 millones de dólares), más de la mitad de lo que se había venido anunciando en los últimos meses.

Según fuentes cercanas al futuro consorcio, citadas por el diario ¢Shanghai Securities News¢, el Gobierno central chino y el de la municipalidad de Shanghai serán sus dos principales accionistas y desembolsarán en el proyecto 6.000 y 5.000 millones de yuanes, respectivamente.

Junto a esos 11.000 millones de yuanes (1.000 millones de euros, 1.570 millones de dólares), la Corporación Industrial de la Aviación de China I (AVIC I), la mayor constructora aeronáutica del país, invertirá otros 4.000 millones de yuanes en efectivo y en activos de producción (363 millones de euros, 570 millones de dólares).

La otra gran aeronáutica nacional, AVIC II, la firma shanghainesa Baosteel, mayor siderúrgica del país, y la petrolera Sinochem completarán la inversión necesaria con otros 1.000 millones de yuanes cada una (90 millones de euros, 142 millones de dólares).

Xinhua no aclaró si los 1.000 millones de yuanes restantes los aportará la principal productora de aluminio, Chalco, que ha sido mencionada entre los futuros socios en informaciones previas de la prensa china sobre el proyecto.

Elegido la cúpula directiva

Según las fuentes del diario shanghainés, el equipo directivo de la nueva compañía ya ha sido elegido y, aunque no dio más detalles, los medios aseguraron con anterioridad que su presidente sería probablemente el ministro para la Comisión Estatal de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional, Zhang Qingwei.

Las mismas informaciones aseguraban que el consorcio será formalmente establecido antes de mayo y que, por parte del gobierno central, el organismo que pondrá el dinero será la Comisión Nacional para la Supervisión y la Administración de Activos Estatales.

Hacia modelos más tecnológicos

Por el momento, China ha conseguido fabricar un primer modelo de avión comercial de tamaño mediano para vuelos de mediana distancia, el Reactor Regional Avanzado ARJ-21 ¢Xiang Feng¢ (¢Fénix Volador¢).

Con una inversión total de 6.000 millones de yuanes (565 millones de euros, 830 millones de dólares), el ARJ-21 es visto como el paso previo que tenía que cumplir China antes de lanzarse en su nueva carrera hacia la construcción de grandes aviones comerciales con tecnología propia.

Entre sus modelos de menor tamaño están los aviones ¢Xinzhou¢ MA60, fabricados por AVIC I, dos de los cuales, según informa también hoy Xinhua, acaban de ser enviados a Santa Cruz, en Bolivia, el primer país latinoamericano que utilizará aparatos chinos en sus líneas aéreas, lo que eleva las exportaciones de MA60 a 13 unidades.