Fraude fiscal

España, entre los países investigados por evasión de impuestos en Liechtenstein

La búsqueda de evasores de impuestos vinculados a cuentas bancarias de Liechtenstein se ha ampliado a por lo menos 11 países, entre los que se encuentra España, y podría afectar a cerca de 200 millones de euros.

La Agencia Tributaria de España ha comunicado que una vez analizada la información, se abrirán, si procede, las correspondientes actuaciones inspectoras o se remitirán los expedientes a los órganos judiciales en el supuesto de posible comisión de delitos fiscales.

Las administraciones tributarias de España, Australia, Canadá, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos, entre otros, están trabajando de manera coordinada tras descubrirse cuentas y depósitos bancarios en Liechtenstein con el propósito de evadir el pago de impuestos.

Según la Agencia Tributaria, investigaciones como esta confirman las conclusiones del Foro de Administración Tributaria de la OCDE de establecer los estándares de transparencia e intercambio efectivo de información respecto a las operaciones realizadas con paraísos fiscales.

El caso de las evasiones fiscales, considerado el mayor en la historia de Alemania, fue descubierto por los servicios secretos germanos al comprar por cinco millones de euros a un informante anónimo un CD con datos del banco LGT de Liechtenstein. La investigación alemana supuso la renuncia del máximo responsable de Deutsche Post AG, Klaus Zumwinkel, el pasado 15 de febrero.

La investigación sueca tiene su origen en informaciones intercambiadas con ocho países, entre ellos España, en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reveló hoy el director general de Hacienda, Mats Sjöstrand.

El primer balance de los investigadores cifra en 200 millones de euros la cantidad desviada en forma de donaciones hacia Liechtenstein, cuya devolución crece diariamente. Los evasores de impuestos se encuentran repartidos por las principales áreas metropolitanas de Alemania, Munich (34), Frankfurt (17), Stuttgart (24), Hamburg (30) y el estado de Nord Rhine-Westphalia (15).

Francia y Reino Unido se suman a las investigaciones

La Dirección General francesa de Impuestos investiga sobre contribuyentes franceses que supuestamente tienen cuentas bancarias en el paraíso fiscal de Liechtenstein. De esta manera, el país galo se suma a Alemania y Reino Unido, que han adquirido información sobre varias fortunas con cuentas en Liechtenstein que habrían evadido impuestos.

EE UU, por su parte, ha abierto una investigación contra 100 ciudadanos de su país. En Dinamarca, mientras, la oposición ha logrado hoy sacar adelante con el apoyo del ultranacionalista Partido Popular, habitual aliado del Gobierno y que le da la mayoría, una propuesta para utilizar las informaciones alemanas en una hipotética investigación.

La Fiscalía alemana, por su parte, ha anunciado que ha ampliado las pesquisas sobre este fraude fiscal, considerado como el más grande de la historia de Alemania, a un segundo banco del Principado. Aunque los representantes del Ministerio Público no han querido confirmar el nombre de la segunda entidad implicada, medios alemanes apuntan al banco Vontobel Treuhand.

Los investigadores han añadido que, hasta el momento, han analizado el patrimonio de unos 120 sospechosos, la mayoría famosos y millonarios, de recurrir a las fundaciones del paraíso fiscal para no pagar impuestos. El capital de esas fundaciones, según ha informado la fiscalía, ronda los 200 millones de euros, lo que significa que la deuda fiscal "es inmensa".