CincoSentidos

Emprendedores jóvenes y con estudios

Abrir un negocio en España cuesta 40.000 euros, según un estudio

Emprendedores jóvenes y con estudios
Emprendedores jóvenes y con estudios

El emprendedor español tiene 37 años y gana cerca de 2.000 euros mensuales, tiene estudios superiores y es un hombre. Pero esto es sólo un perfil típico; en realidad, como cuenta el informe mundial sobre actividad emprendedora Global Entrepreneurship Monitor, presentado ayer, el porcentaje de emprendedores españoles con estudios superiores es del 39%, y el de mujeres es similar, el más alto de la UE.

El estudio, cuya parte española ha sido coordinada por el Instituto de Empresa, considera emprendedor a todo aquel empresario cuyo negocio tiene menos de 3,5 años de antigüedad, periodo denominado Total Early Stage (etapa inicial completa), TEA. En España cumplen esa condición el 7,27% de las personas entre 18 y 64 años, un porcentaje algo superior al de ediciones anteriores del estudio (5,4% en 2005, 6,77% en 2003 y 4,59% en 2002, por ejemplo).

La edad media del emprendedor es de 37 años, mientras que en 2006 era de 42. Este cambio, dice el documento, 'refleja una activación de la incorporación de jóvenes a la creación empresarial, que se hallaba un tanto estancada en los años precedentes'. También señala la consolidación del aumento de universitarios en este grupo, así como la reducción de emprendedores sin estudios, que se queda en un testimonial 2% entre los incipientes (aquellos cuya empresa ha sobrevivido a los primeros tres meses).

El índice TEA español está entre los más altos de la UE. Grecia tiene un 7,90%, mientras que Bélgica baja al 2,73%. Como subrayó ayer la directora general de Política de la Pequeña y Mediana Empresa, María Callejón, el TEA no está directamente relacionado con el desarrollo económico, puesto que países como Perú, con un 40% aparecen en los primeros puestos. 'Hay que distinguir a las empresas que nacen por necesidad, en su mayoría autoempleo, de las que nacen por oportunidad', explicó. En el caso español, el 83,5% corresponden a la segunda categoría.

Financiación

En el apartado financiero, el informe señala que el capital inicial necesario para montar una compañía es de 40.000 euros, aproximadamente. El porcentaje aportado por el emprendedor es del 71%, frente al 64% de 2006, y hasta un 40% asume toda la inversión. El texto señala que disminuye la aportación de los bancos y crecen las categorías de desconocidos y otros, que 'podrían estar reflejando las redes de business angels, profesionales o entidades de capital riesgo, categorías en las que España tiene cierto retraso respecto a otros países de su entorno.'

El profesor de Creación de Empresas de ESIC Francisco Serrano, consultado por este periódico, considera que los bancos deberían 'desarrollar planes más creativos de apoyo financiero, como participaciones o avales, y no quedarse en simples préstamos'. También considera que los emprendedores tienen su parte de responsabilidad en la dificultad para obtener apoyo externo, 'puesto que muchas veces se lanzan a la aventura y no presentan planes consistentes a sus posibles mecenas'.

La mayoría de los datos del informe correspondientes a España están basados en una encuesta telefónica realizada en abril-julio de 2006, con una muestra de 28.306 individuos en edad activa y con un error muestral del 0,58%. En él han participado universidades de toda España y ha contado con el patrocinio del Ministerio de Industria, entre otras organizaciones públicas y privadas.

Expertos. Enseñar en todos los niveles

El informe GEM sobre emprendedores recoge las opiniones de 476 expertos españoles, cuyas conclusiones son las siguientes:

-Aumentan las oportunidades para los emprendedores, aunque sigue habiendo más oportunidades que gente dispuesta a llevarlas a cabo.

-Mejoran también las valoraciones sobre la capacidad de los emprendedores para llevar a cabo estas iniciativas, salvo en el caso de las de alto potencial de crecimiento.

-La infraestructura física es la condición del entorno mejor valorada.

-Las políticas públicas de apoyo y la accesibilidad del mercado mejoran, aunque no alcanzan el aprobado.

-La transferencia tecnológica I+D y el apoyo financiero vuelven a suspender.

-El fomento del espíritu emprendedor en la educación primaria y secundaria sigue ocupando el último lugar de la lista, aunque se aprecia una mejora.

-Se recomienda desarrollar entidades de capital riesgo, ajustar las ayudas a las necesidades reales de los empresarios, la creación de asignaturas relacionadas en todos los niveles educativos, y facilitar la conciliación de la vida profesional y la familiar.

Corrientes que se afianzan

Mujeres. La cantidad relativa de mujeres emprendedoras es del 39%, aproximadamente, similar al del año anterior. Eso revela, a juicio del profesor de ESIC Francisco Serrano, 'la madurez de la incorporación de la mujer al mercado laboral y el esfuerzo de las instituciones públicas para fomentar el empresariado femenino'. Aunque el porcentaje baja al 30,2% entre los empresarios consolidados, 'sus empresas sobreviven más a largo plazo'. España ocupa el primer lugar de la UE y está cerca de la media internacional.

Inmigrantes. La presencia de extranjeros se nota también en el nacimiento de nuevas empresas. Lo intenta un 14,2% de inmigrantes 'por necesidad', que destacan por su actividad en el sector manufacturero, y un 10,4% de inmigrantes 'por otros motivos', que se centran en el sector inmobiliario, la intermediación financiera y la hostelería. Y, en general, 'explotan en mayor medida negocios dedicados a servicios personales'.

Regiones. Madrid y Cataluña aparecen en los primeros lugares de la lista por regiones, acompañadas de Aragón y Extremadura. La primera, apoyada por 'la mejora de las infraestructuras y la futura Expo 2008', como explicó Ignacio de la Vega, director del proyecto GEM en España. Y la segunda, gracias a las políticas públicas, explica Francisco Serrano. 'Partía de tasas muy bajas', añade. A la cola aparecen Baleares, País Vasco, Asturias y Galicia.

Innovación. El informe advierte de que la innovación sigue siendo una asignatura pendiente de las empresas españolas. Un 52% de las que nacen carecen de ella.

Sectores. Ignacio de la Vega subrayó el 'abrumador' dominio del sector servicios, aunque señaló la vuelta de empresas de tipo más industrial.