Finanzas

Las patronales europeas de bancos y cajas se enfrentan en Bruselas

La batalla entre bancos y cajas arreció ayer de nuevo. La Federación Bancaria Europea (FBE) arremetió contra la pervivencia en Europa de entidades cuya estructura de propiedad las convierte en invulnerables ante el resto del sector. El grupo europeo de cajas de ahorros (ESBG) respondió casi de inmediato y de manera igual de virulenta.

Ambas patronales afilan así las armas ante el informe sobre obstáculos a la consolidación del sector que la Comisión Europea presentará el próximo mes ante el consejo de Ministros de Economía de la UE.

'Resulta inaceptable en una economía moderna que sigan existiendo entidades que, por ley, no pueden ser compradas', afirmó ayer Guido Cavoet, secretario general de la FBE durante la presentación en Bruselas de un estudio sobre las trabas legales y fiscales que frenan la consolidación del sector. En declaraciones a Cinco Días, su homólogo en las cajas de ahorro, Chris de Noose, atribuyó esa crítica a 'los celos de la banca comercial porque no son capaces de competir con las cajas en el mercado'.

El informe de la FBE, que ya se hizo público en junio, menciona expresamente a España y Alemania como los dos países donde el modelo de las cajas y de los lander bank constituyen una barrera para la integración del sector.

'Las cajas pueden comprar, pero no ser compradas', acusó durante la presentación del informe una de sus autoras, Alejandra Kindelán, economista del Banco de Santander. De Noose considera falaz ese argumento 'porque si los propietarios de un banco cooperativo deciden vender pueden hacerlo, y si el poder público quiere que una caja pueda ser comprada, basta con que cambie la ley'.

Cavoet precisó, por su parte, que 'no estamos en contra de los bancos cooperativos', sino de los que 'no pueden ser comprados por ley'. La FBE considera que, en España o Alemania, ese blindaje 'excluye a una parte importante del sector bancario de esos países de la posibilidad de una consolidación transfronteriza y de los beneficios económicos que pueden derivarse de ese proceso'.

Aun así, la FBE asegura que la Comisión incluirá la estructura de propiedad de las cajas en el inventario que presentará al Econfin con los problemas que deben resolver para facilitar la consolidación transfronteriza del sector bancario en la UE.

Comité de seguimiento

El consejo de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), celebrado ayer en Toledo, aprobó la creación de un comité de seguimiento para evaluar el impacto de las reformas en el sector, entre las que se encuentran la Ley Financiera y la Ley de Transparencia. Este comité estará integrado por seis miembros: Juan Ramón Quintás, presidente de la CECA, Ricardo Fornesa, presidente de La Caixa, Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, Braulio Medel, presidente de Unicaja, Carlos Etxepare, presidente de la Kutxa, y Carlos Egea, director general de Caja Murcia.

Su objetivo será analizar los últimos cambios normativos, así como vigilar si existe alguna iniciativa regional que suponga el paso de las competencias sobre las cajas de la legislación estatal a la autonómica. Aunque el comité se constituyó tras el revuelo causado por el Estatuto catalán, fuentes de las cajas aseguran que la Generalitat se ha comprometido a modificar algunos de los puntos que afectan a las cajas durante su trámite en el Congreso.

Las entidades de ahorro critican la petición de Caruana de revisar su naturaleza jurídica

La última sugerencia que el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, realizó el pasado martes sobre la naturaleza jurídica de las cajas ha sentado como un jarro de agua fría en el sector. Caruana pidió a los partidos políticos que inicien 'una seria reflexión sobre las cajas que sirva para definir su modelo de futuro' y recordó que este análisis ya se ha llevado a cabo en otros países del mundo. El gobernador añadió que con ello se despejarían las inquietudes que ya ha manifestado el Banco de España, como la particular composición de los consejos de estas entidades, con presencia de representantes públicos, y el hecho de que no estén sometidas a la disciplina de mercado ya que no cotizan en Bolsa.

Fuentes de las cajas mostraban ayer su asombro ante las declaraciones de Jaime Caruana. 'Es sorprendente que desde una institución con la misma legitimidad que una caja se abra este debate', afirmaron. Además, recuerdan que es cierto que en los órganos de gobierno de las cajas están sentados representantes de las instituciones públicas, pero esto es algo que también sucede en el propio consejo de gobierno del Banco de España.

El sector se encuentra todavía inmerso en el último proceso de reforma normativo que se desencadenó con la Ley Financiera y la Ley de Transparencia. En la primera, se limitó al 50% precisamente el peso de los políticos en los órganos de gobierno de las entidades para frenar las críticas de Bruselas.

El gobernador del Banco de España también volvió a advertir el pasado martes a las cajas de la necesidad de que revisen su estrategia de inversiones, al considerar que la presencia de estas entidades en el capital de grandes empresas y en su gestión implica riesgos.

Sin embargo, Caruana sí respaldó las últimas iniciativas de fusión entre cajas, como ha ocurrido entre las vascas. En este sentido, CC OO pidió ayer que se retome la fusión entre la BBK, Kutxa y Vital, paralizada tras el rechazo de las autoridades alavesas por la falta de consenso. Las manifestaciones se producen dos días antes de que las tres entidades celebren asamblea.