Consejo de Ministros

El Plan de Energías Renovables aprobado hoy prevé una inversión de 23.600 millones

El nuevo Plan en Energías Renovables (PER) 2005-2010, aprobado hoy por el Consejo de Ministros, prevé una inversión global de 23.598 millones de euros en el periodo de referencia. Su objetivo es lograr que antes de finalizar la actual década, las energías renovables representen el 12% de la energía primaria consumida en España.

Según ha informado el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el 77,1% del coste global del Plan, que equivale a 18.197 millones de euros, será financiado por las empresas afectadas y el 20% (4.719 millones) por los promotores ­compañías constructoras y tecnológicas que participen en los proyectos-.

En este sentido, Endesa ha anunciado de que prevé realizar una inversión global de 2.100 millones en el desarrollo de energías renovables entre 2005 y 2009. Su objetivo será alcanzar los 19.535 megavatios (MW) de potencia instalados, lo que supondrá el 38,5% de su parque de generación.

Ayudas públicas

Las ayudas públicas a fondo perdido a lo largo del periodo ascenderán a 680 millones, el 2,9% del total, e irán apoyadas por incentivos fiscales a la explotación de biocarburantes y primas a la generación eléctrica con fuentes renovables.

Dentro de estas últimas, las exenciones del impuesto sobre hidrocarburos en el precio de venta se repartirán entre el bioetanol y el biodiesel y ascenderán a 2.855 millones de euros, mientras que el importe de las primas a la generación de electricidad para las instalaciones puestas en marcha en los próximos cinco años será de 4.956 millones.

Financiación autonómica

Las Comunidades Autónomas podrán financiar voluntariamente parte del Plan de forma decreciente a lo largo del periodo con porcentajes iniciales del 19% que se irán reduciendo hasta el 4% en 2009 y 2010, para lo que se establecerán convenios decolaboración entre la Administración Central y Autonómica.

En el escenario previsto en el PER, la energía eólica aumenta la potencia instalada de los 12.000 megavatios (MW) del anterior Plan a 20.155 MW y prevé un incremento de la producción en el periodo 2005-2010 de 25.940 gigavatios hora (GWh), hasta alcanzar un total de 45.500 GWh. La biomasa -generación eléctrica mediante la combustión de residuos vegetales- alcanzará un producción de 14.015 GWh gracias a la puesta en marcha del programa de co-combustión, que permite a las centrales de carbón quemar residuos forestales para la producción de electricidad, al incremento de la retribución a la electricidad generada mediante esta tecnología y a la potenciación de la Comisión interministerial de la Biomasa.

La solar fotovoltaica y termoeléctrica -utilizadas para la generación de electricidad- aumentan sus en 553 y 1.298 GWh, respectivamente, hasta alcanzar una producción conjunta al final del periodo de 1.907 GWh. La producción de la energía solar térmica de baja temperatura -que se usa para calentar agua- ascenderá en 2010 a 376 ktep, lo que supone un incremento de 325 ktep. En cuanto a los biocarburantes, el Plan estima que al término del mismo representen el 5,83% de la demanda global de gasolina y gasóleo para el transporte, lo que supone incrementar el objetivo del Plan anterior desde 0,5 millones de toneladas equivalentes de petróleo a 2,2 millones.

Los ecologistas disconformes

Tras conocer el contenido del Plan, las organizaciones ecologistas Greenpeace y Ecologistas en Acción lo han calificado de "insuficiente" y "poco ambicioso" a pesar de que han reconocido "avances importantes" respecto a los objetivos fijados en el plan anterior.

La responsable de Energía de Greenpeace, Raquel Montón ha afirmado que, por ejemplo, en energía eólica el plan marca el objetivo de llegar a 20.000 MW, frente a los 25.000 MW que reclama Greenpeace, incluyendo la eólica marina, "que aún no existe en este plan", ha lamentado. También en solar fotovoltaica fija un aumento de hasta 500 MW, frente a los 1.000 que piden desde la ONG.