Crecimiento

El PIB de la zona euro crece a un ritmo del 1,4% interanual

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció un 0,5% en el primer trimestre de 2005 respecto al trimestre anterior y un 1,4% en tasa interanual, según los datos provisionales publicados hoy por la Oficina de Estadística de la Unión Europea (Eurostat). Mientras, Alemania vuelve a crecer al 1%.

El dato ha sorprendido gratamente a los analistas, que esperaban que la actividad económica hubiese crecido a menor ritmo, un 0,4% en el primer trimestre. El PIB de los Veinticinco también crece un 0,5% en el primer trimestre, dos décimas más que en el cuarto trimestre de 2004, y un 1,7% en tasa interanual.

Alemania pisa el acelerador

La otra buena noticia para los mercados ha venido de Alemania, donde hoy se ha sabido que el Producto Interior Bruto de la primera economía de la eurozona aumentó un 1% en el primer trimestre, el mejor ritmo de crecimiento en los últimos cuatro años, cuando los analistas esperaban un incremento del 0,5%.

Gracias a este dato, el PIB se mantiene estable en la tasa interanual. Casi toda la responsabilidad de esta sorpresa ha sido de la balanza comercial, ya que en el primer trimestre de este año las exportaciones continuaron creciendo y las importaciones se redujeron. Por el contrario, la demanda interna siguió debilitándose respecto al trimestre anterior, y sólo aumentó la formación de capital fijo en maquinaria y equipos.

En tasa interanual, la caída del consumo doméstico fue compensada totalmente por la mejora de las exportaciones netas. La debilidad de la demanda interna está relacionada con la inseguridad del mercado de trabajo alemán, que está afectando a la percepción de las familias alemanas sobre la economía y restringe sus posibilidades de gasto.

La Comisión rebaja las previsiones

Los buenos datos conocidos hoy no afectan, sin embargo, a las magnitudes que la Comisión Europea usa para realizar sus estimaciones de crecimiento.

El ejecutivo comunitario ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento en la zona euro para el segundo trimestre. La reducción es de una décima de punto, con lo que estima que el crecimiento en la zona se situará entre abril y junio entre el 0,2% y el 0,6%. Para el tercer trimestre la previsión es idéntica.

Las previsiones de la Comisión se basan en datos como la venta de automóviles, el consumo privado, la actividad en la construcción, y el diferencial de tipos de interés entre la zona euro y Estados Unidos y los niveles de tipos de cambio reales.