Cada día un análisis

Los mixtos se aprovechan del momento bursátil

Los fondos de renta variable mixta europea acumulan en promedio una rentabilidad del 3,6% en el año. Esto refleja que las Bolsas europeas, a pesar del retroceso que sufrieron en marzo tras los atentados de Madrid, han recuperado su trayectoria alcista, al igual que le ha sucedido a la mayor parte de los mercados mundiales.

En esa trayectoria alcista se combinan revalorizaciones algo dispersas pues, mientras el Ibex 35 ha superado ya una revalorización del 8%, y se encontraba a comienzos de semana en máximos de hace dos años, el Euro Stoxx 50 sólo ha subido un 2,76%.

La trayectoria futura de este tipo de fondos sigue siendo optimista, ya que las Bolsas, si bien pueden experimentar retrocesos que, en algún caso, pudieran llegar a ser significativos, siguen en trayectoria claramente alcista, y esta senda no es probable que se vaya a ver alterada en el curso de los próximos tres a seis meses. Aunque la situación que se está viviendo en Irak y la eventualidad de que la Reserva Federal pueda emitir señales de que se acerca el fin de la política monetaria extremadamente laxa de los últimos cuatro años pudieran provocar sustos más que notables.

La rentabilidad de este tipo de fondos estará lastrada por las minusvalías potenciales en las que, casi seguro, van a estar incurriendo por el lado de la renta fija, al menos mientras las señales de fortaleza económica que dan vigor a los índices se mantengan.