Titulización

BBVA, SCH, Caja Madrid y Merrill se hacen con el déficit tarifario de las eléctricas

Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Hidrocantábrico, Viesgo y Elcogás cederán al BBVA, SCH, Caja Madrid y Merrill Lynch los derechos de cobro del déficit tarifario acumulado entre los años 2000 y 2002, que asciende a 1.522,33 millones de euros. Las cuatro entidades financieras se han comprometido en firme a adquirir los citados derechos de cobro, según han comunicado hoy las eléctricas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El contrato de cesión se formalizará antes del próximo 31 de diciembre y su precio se determinará de acuerdo con los tipos de interés vigentes en esa fecha.

En virtud de esta adjudicación, las cuatro entidades financieras, que mantienen estrechas relaciones con los citados grupos energéticos en calidad de accionistas o asesores, actuarán como cesionarios del derecho de compensación por el desajuste de ingresos de las actividades reguladas de las compañías en los ejercicios 2000, 2001 y 2002, tras haber asumido el compromiso firme de adquisición de tales derechos.

ENDESA 18,20 -0,36%
IBERDROLA 10,91 -0,37%

El precio se determinará finalmente en función de dicho proceso y de acuerdo con los tipos de interés de mercado a la fecha del contrato. Del importe global señalado anteriormente, a Endesa le corresponde el 43,22%, equivalente a 657,95 millones de euros, a Iberdrola el 34% (517,59 millones de euros), a Unión Fenosa el 11,70% (178,11 millones), a Hidroeléctrica del Cantábrico el 4,28% (65,15 millones), a Viesgo el 4,59% (69,87 millones) y a Elcogás el 2,21% (33,64 millones).

BBVA controla el 8,5% de Iberdrola; Caja Madrid es el primer accionista de Endesa, con el 5% del capital, y el SCH encabeza el accionariado de Unión Fenosa, con el 24%. "La Caixa", la cuarta gran entidad financiera española, ha quedado, por tanto, fuera de la operación.

Colocación

Fuentes del sector han indicado a la agencia Europa Press que las entidades españolas se encargarán de la colocación de los títulos en el mercado español, y que el banco de negocios Merrill Lynch se ocupará de hacerlo en los mercados internacionales.

El déficit tarifario es la diferencia entre lo que cuesta la producción de electricidad y el precio de venta. Las compañías titulizan esa deuda, de manera que obtienen liquidez a cambio de ceder los derechos de cobro de dicha deuda.

La decisión de realizar esta operación se adoptó, en realidad, el pasado mes de agosto en el seno de la patronal de sector, Unesa, después de que el Gobierno autorizara la conversión de la deuda (que asciende a unos 3.500 millones) en valores negociables. Con esta medida, las compañías prevén recuperar el déficit acumulado a través de la propia tarifa durante el periodo 2003-2010.